Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol / Segunda División B

José Joaquín Moreno, ´Josico´: "Volckmann es el presidente que todo jugador y entrenador sueña"

"Este club es una entidad excepcional para lo que es la Segunda y Segunda B", asegura el técnico blanquiazul

Impregnado del espíritu solidario y la entrega de la que hacía gala su actual técnico, Josico, en su etapa como futbolista, el Atlético Baleares juega ya a lo que se practica en Segunda B. Y con el añadido de una calidad en la plantilla que solo ha demostrado a cuentagotas. Quedan siete partidos, seis puntos más el gol average en contra de distancia respecto al Badalona -equipo que marca la zona de play off- y mañana domingo visita Son Malferit un Prat que está luchando por la permanencia.

Josico habló con DIARIO de MALLORCA antes de este duelo y, entre cosas, aseguró que su relación con el presidente Ingo Volckmann "no es buena, sino lo siguiente", de tal forma que lo califica como "el presidente ideal".

-Dos partidos, dos victorias.

-Con solo tres entrenamientos, ya vi la unión y predisposición que hay en el vestuario y entorno. Imaginaba algo bonito, pero el adaptarme yo a ellos y ellos a mí tan rápidamente me ha sorprendido.

-¿Cuál ha sido la receta para este cambio en el equipo?

-Dar unas ideas concisas, concretas, puntuales, no volvernos locos? Sé que hay una muy buena base, muchos de los jugadores cuentan con experiencia, se han desenvuelto en distintos sistemas, venían jugando con defensa de tres más dos carrileros, y solamente les he dado mi visión de lo que tenemos que hacer con y sin balón, y poco más.

-Sorprende esa capacidad de adaptación de sus futbolistas.

-Tampoco he podido trabajar tanto como a mí me gustaría. Me he tenido que adaptar un poco más a ellos y he ido conociendo poco a poco a los jugadores. Estoy contento por el trabajo que hemos hecho, pero aún no hay nada, ya que dependemos de los demás; eso sí, hemos entrado en una buena dinámica que habrá que continuar este domingo ante un rival que se juega la vida.

-¿Apurarán las opciones matemáticas que les quedan para meterse en play-off?

-Todo pasa por ganar nosotros, perder nuestro tiempo y energías en el partido del Prat, que se llegue lo más centrado y mejor preparado posible al partido. Todo lo que no sea eso, sería un error.

-Su apuesta llama la atención: que le conozcan. Y si les gusta, continuar el año que viene...

-Es así. Mi intención es ver cómo está el club. Y me he dado cuenta de que se trata de una entidad excepcional para lo que es la Segunda y Segunda B. Todo son cosas positivas, me encuentro muy a gusto aquí y ahora solo falta que, domingo a domingo, dé una imagen de equipo ganador, que es lo que su afición y presidente piden. Y todo ese engranaje para un entrenador es ideal.

-Aunque usted dijo que viene a hacer "carrera" en el Baleares, ¿su experiencia en Las Palmas y su frustrado ascenso frente al Córdoba le marca un antes y un después?

-Llevo desde los 14 años jugando al fútbol. Me retiré con 36 y me considero una persona con suerte dentro de este mundo. Sería muy egoísta por mi parte si solo me acordara de los días de mala suerte, porque el fútbol me ha dado más días de buena que de mala.

-En Jumilla pasó por una mala experiencia. Le suspendieron de empleo y sueldo.

--Cogí al equipo decimonoveno y tres meses después lo dejé en la duodécima posición. Y digo lo dejé porque un grupo empresarial italiano entró en el club, trabajan a su manera y en España se trabaja de otra. Yo ponía a jugar a los que yo creía debían hacerlo. Ellos me apartaron un mes y medio de empleo y sueldo, algo que no está reflejado en los Estatutos del entrenador, y la escuela de entrenadores dio mi contrato por finalizado. Una pena, ya que se había armado un buen equipo, con un trabajo muy parecido al que estamos haciendo aquí. No nos dejaron culminar el trabajo.

-Hablando de propiedades, aquí ya sabe que el club es del empresario alemán Ingo Volckmann. ¿Qué le parece su 'presi'?

-Con independencia de sus nacionalidades, gente como Ingo hace falta en el mundo del fútbol. Gente ganadora, que quiere crecer, que se juega su patrimonio, que tiene ilusión de ver a su equipo en categorías superiores? el Baleares es un club señorial dentro de cómo está la Segunda B. Y esperemos que lo que Ingo está dando al fútbol, éste se lo devuelva en forma de resultados. A los jugadores les hago ver que tenemos la suerte de tener una persona sobre la que merece que lo den todo. Es el presidente que todo jugador y entrenador sueña para su equipo.

-¿Ya le ha dicho algo sobre su renovación?

-No hemos hablado nada. Ya lo haremos largo y tendido. Si podemos ir de la mano, creo que se podrán hacer cosas importantes. Aún nos quedan casi dos meses para dar el máximo.

-Si usted continúa, ¿la actual plantilla es válida con retoques?

-Hay una muy buena base, esto está claro.

Compartir el artículo

stats