21 de julio de 2015
21.07.2015
Segunda B

El Baleares analiza sus esfuerzos

La plantilla se somete a controles de ácido láctico para comprobar el nivel y capacidad de recuperación de los jugadores

21.07.2015 | 00:37
Joan Vic se somete a una toma de muestra para un control de ácido láctico.

El dato

  • ‘Aquesta és sa bona’ será el lema de la campaña de socios para esta temporada

    El Atlético Baleares presentó ayer la campaña de socios para la temporada 2015/16 bajo el lema ‘Aquesta és sa bona’, en un acto realizado en la sede de la Federación de Fútbol de les Illes Balears. Como novedades para esta temporada el precio del abono general será de 110 euros, mientras que para los jubilados, parados y menores de 23 años, el abono será de 60. El precio VIP será de 1.000 euros, con acceso para un acompañante y tener plaza de párking en el recinto. Los menores podrán hacerse socios por 20 euros. El portavoz del club, Joan Bibiloni, confirmó que “sería todo un éxito alcanzar el mismo número de socios” debido a las limitaciones de aforo. Por su parte, el entrenador Gustavo Siviero envió un mensaje a la afición blanquiazul. “Nada es posible sin los socios. Nosotros lo haremos lo mejor posible”, comentó el argentino, antes de añadir que “la afición del Baleares es especial”. Uno de los jugadores clave, Juan Vich afirmó que los jugadores “prometen esfuerzo, trabajo y dar el cien por cien por el equipo”.
La plantilla del equipo de Segunda B del Atlético Baleares ya está a pleno rendimiento y cuidando todos los detalles para garantizar una puesta a punto perfecta y de garantías. Por eso, a primera hora de ayer afrontó y completó su sesión de entrenamiento en el Poliesportiu de Magaluf con un control de la capacidad de recuperación de sus futbolistas.

Y es que en el inicio de su tercera semana de trabajo, la plantilla se sometió a un duro entrenamiento de carácter físico, en el que los futbolistas fueron objeto de pruebas de control de lactato. Unas mediciones destinadas a conocer con detalle el tiempo de recuperación que necesita cada uno de sus futbolistas tras ser sometidos a un esfuerzo intenso.

El control, pese a desarrollarse a primeras horas de la mañana, tuvo lugar con los jugadores evolucionado bajo un fuerte calor sobre la pista de atletismo del principal polideportivo municipal de Calvià. Para lograr las muestras de sangre, personal sanitario y responsables de los servicios médicos del club sometieron a los componentes de la plantilla blanquizul a diferentes pinchazos en los lóbulos de sus orejas. Una operación que a más de uno les pareció una auténtica tortura.

Por otra parte, el Atlético Baleares, tras los cambios que ha registrado en su organigrama las últimas semanas, emitió una nota de comunicación en la que detalló la composición de su nueva estructura orgánica. Unas variaciones que para el funcionamiento general del club blanquiazul permiten que desde ayer ejerza como presidente del consejo de administración el máximo accionista de la entidad, Ingo Volckmann.

El cargo de vicepresidente, por su parte, queda en manos de Guido Koenig y el de consejero delegado a cargo de Xavier Koenig, reforzando sus responsabilidades ejecutivas y de representación del club. También Lluc Martorell, tras la dimisión de Toni Garau como presidente, ve ampliadas sus funciones, ya que a partir de ahora ejercerá de secretario del consejo de administración y gerente, con funciones de representación.

El cargo de director deportivo lo desarrollará Patrik Messow, mientras que el de portavoz y director técnico del fútbol base es para Joan Bibiloni. La representación del club es para Xavier Koenig y Lluc Martorell, para hacerse cargo, indistintamente, de una función que se entiende esencial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook