Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trote

Los abogados animalistas se personarán en la causa por la Operación Cabriol

Los letrados de Abada solicitan ser aceptados como acusación particular en el proceso judicial por "maltrato animal" e "intrusismo profesional" promovido por el Seprona de la Guardia Civil contra conductores y entrenadores mallorquines

Los abogados animalistas se personarán en la causa por la Operación Cabriol

Los abogados animalistas se personarán en la causa por la Operación Cabriol oliva

Los socios de la Asociación Balear de Abogados por los Derechos de los Animales (Abada) han acordado personarse como acusación particular en la causa judicial que lleva el Juzgado de Instrucción número 2 de Manacor por la Operación Cabriol. Ahora será la jueza del caso quien deberá decidir si acepta la personación de Abada, según ha explicado el abogado Manolo Molina.

El trabajo de Abada resultó fundamental recientemente en la condena a un propietario que mató a golpes al caballo Sorky das Pont en el Hipòdrom de Manacor minutos después de que el equino terminase distanciado en una carrera del Municipal.

Los abogados animalistas han demostrado en diferentes casos una gran tenacidad y determinación en sus actuaciones, resultando determinantes en los principales casos por maltrato animal juzgandos en Mallorca.

La causa judicial abierta por la Operación Cabriel es fruto de la investigación y redada desarrollada por una centenar de agentes del Seprona de la Guardia Civil el 15 de abril coincidiendo con una reunión de carreras de caballos Premium del Hipódrom Son Pardo y en diferentes centros de entrenamiento de la Part Forana. Una causa por la que se investigan supuestos delitos por "maltrato animal" e "intrusismo profesional", relacionados con el dopaje de los caballos de carreras.

60 interrogatorios

La iniciativa de los agentes del Seprona provocó en su día la detención de un grupo de unas nueve personas, entre los que destacaban la elite -conductores y entrenadores- del trote mallorquín. Una causa por la que ya han declarado ante la Guardia Civil una 60 personas a lo largo de los dos últimos meses y por la que se ha imputado a unas 20 personas.

Los conductores y entrenadores afectados por la Operación Cabriol corren el peligro de verse inhabilitados de sus funciones por espacio de hasta tres años y algunos de ellos ya han asumido las últimas semanas esa posibilidad como un mal menor. Un panorama comprometido para más de uno de los vips del hipódromo.

Compartir el artículo

stats