Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciclismo

Dos mallorquines perdidos en Corea del Sur

Riutort y Mascaró, del Burgos BH, no llegan a la salida de la etapa del Tour coreano

Riutort, tercero por la izquierda, y Mascaró, penúltimo, en Corea.

Riutort, tercero por la izquierda, y Mascaró, penúltimo, en Corea.

Los cinco corredores del equipo Burgos BH, incluidos los mallorquines Juan Carlos Riutort y Sebastià Mascaró, no pudieron disputar ayer la tercera etapa del Tour de Corea del Sur por no haber llegado a tiempo a la salida, en la localidad de Muju. Una anómala situación que confirma las complicaciones y multitud de contratiempos que a menudo deben superar los pequeños equipos ciclistas profesionales, especialmente los de categoría continental, que sobreviven al margen de los circuitos de las grandes carreras.

El mallorquín Juan Carlos Riutort, quien el lunes concluyó entre los veinte mejores tras la disputa de la segunda etapa, lamentó a través de las redes sociales el infortunio del Burgos-BH, culpando a la organización de la carrera de Corea del Sur de lo que considera absurda eliminación del equipo que dirige Julio Andrés. "La mala suerte nos persigue, hasta echarnos de carrera. Primero con Ibai Salas, al que una dura caída le obligó a retirarse lesionado de la vuelta. Y hoy (por ayer) la mala organización del Tour de Corea ha hecho que nos perdiéramos unos cinco equipos, del camino del hotel a la salida, y con tan mala suerte que hemos sido los únicos en no llegar a la salida a tiempo y por lo tanto la carrera ha empezado sin el Burgos-BH", explicó con resignación el ciclista natural de Ca'n Picafort.

Tanto el Burgos BH como otros cuatro equipos que se alojaban en el mismo hotel siguieron, como cada día, las indicaciones de la organización rumbo a Muju. Pero esta vez existía un fallo en dichas señalizaciones que hizo que las escuadras se perdieran. En la salida pronto se supo que algo pasaba y, cumpliendo con el reglamento, se retrasó quince minutos la salida para tratar de recuperar a los ciclistas perdidos. La mala suerte para el Burgos BH prosiguió, ya que en ese intervalo de tiempo los otros cuatro equipos encontraron la forma de llegar hasta Muju, pero no así el Burgos BH. El equipo de Diego Gallego buscó sin éxito la forma de contactar con la organización y de encontrar la salida, por lo que finalmente la tercera etapa comenzó sin la única escuadra castellana profesional, obligando a los corredores a abandonar la ronda. "Así se ha acabado el Tour de Corea para nosotros. Muy fastidiado y muy impotente", destacó Riutort a la hora de definir su estado de ánimo.

Compartir el artículo

stats