Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nadal: lo que debe mejorar

La ansiedad en los puntos importantes, su segundo servicio, muy endeble ante un jugador como Djokovic, y la derecha, que ha calificado de "vulgar", aspectos a corregir

Nadal se estira para alcanzar la pelota en su partido de octavos ante Sock.

Nadal se estira para alcanzar la pelota en su partido de octavos ante Sock.

En los cinco meses de competición, en contadísimas ocasiones se ha visto la mejor versión de Rafel Nadal. Solo a cuentagotas, lo que le será insuficiente esta tarde si no se muestra más regular durante todo el tiempo que dure el partido. En este periodo, la ansiedad ha sido un factor que le ha hecho perder más de un partido, hasta el punto de que se ha dejado dar la vuelta a alguno que tenía prácticamente ganado. El servicio, la derecha, aunque por momentos ha vuelto a ser la que era con el paso de las semanas, y el revés, son aspectos a mejorar si quiere tener alguna opción ante Djokovic.

La ansiedad: Falla más de la cuenta en los puntos importantes

Lo dijo minutos después de caer en los dieciseisavos de final del torneo de Miami ante Fernando Verdasco. "Siento ansiedad ante algún contratiempo. Estoy jugando con muchos nervios en los momentos importantes. Tras adjudicarse el primer set, Verdasco le ganó los dos siguientes de forma clara. No ha sido la primera vez que le han remontado este año, algo inusual en su carrera. Perdió ante Raonic en Indian Wells tras ganar el primer set.

Derecha: Ha ido de menos a más, pero el nivel de hoy es una incógnita

"Si no quiero ser un jugador vulgar, mi derecha no tiene que ser vulgar". Lo dijo Nadal tras perder ante el italiano Fabio Fognini en los octavos de final del Conde de Godó, en la segunda derrota ante este jugador tras la encajada en las semifinales de Rio. Perdió ese partido, 6/4, 7/6(6), entre otras cosas porque su derecha no le funcionó en todo el duelo, todo lo contrario que al italiano, que puso en práctica cuándo y cómo quiso su mejor golpe. Posiblemente haya sido el partido en el que más enfadado ha salido Nadal de la pista en lo que va de año, sencillamente porque su derecha aquel día fue vulgar.

Segundo servicio: Demasiada ventaja ante un gran restador como Djokovic

Es un aspecto de su juego que tendrá que mejorar si quiere tener alguna opción ante uno de los mejores restadores del circuito, si no el mejor. Su segundo servicio es demasiado endeble ante un jugador como el serbio, que da dos pasos adelante al resto para colocar pelotas imposibles para el sacador. Se pudo ver de forma ostensible en la semifinal de Montecarlo, en su único enfrentamiento entre ambos este año. Nadal empezó a perder el partido por su deficiente servicio.

Revés: Deberá evitarlo si no quiere sufrir más de la cuenta

Nadal no se siente cómodo con el revés. Basta verle sobre la pista para comprobar que lo esquiva siempre que puede. Al querer darle de derecha, deja un gran espacio de pista libre, lo que ante un jugador como Djokovic, que le conoce como nadie, puede ser letal. Deberá fiarlo todo a su derecha y a que tenga un día medianamente pasable con el servicio para intentar hacer daño a Djokovic.

Dudas: Ha dejado de ser infalible en tierra por su irregularidad

"No sé si volveré a mi mejor versión, pero lo intentaré". Así se expresó Rafel Nadal nada más aterrizar en Buenos Aires, donde conquistó lo que hasta el momento es su único título en este 2015. Llegaba a la capital argentina tras perder por primera vez ante Fognini, un rival al que siempre había ganado. Y esa derrota no hizo más que aumentar sus dudas en su juego y si iba a ser capaz de volver a ser el que ha sido, un número uno. Las dudas que le han llevado a encajar derrotas notorias ante rivales a los que siempre ganaba. Como con Berdych, ante el que cayó en los cuartos de Australia después de 17 victorias consecutivas. O las ya mencionadas ante Fognini, por partida doble, o la primera ante Raonic, en Indian Wells, tras desperdiciar tres pelotas de partido. O ante Murray, o frente a Wawrinka, ante ambos por primera vez en tierra. Demasiadas dudas.

Compartir el artículo

stats