La Lototurf hizo historia al recaudar ayer 965.568 euros y repartir un premio de 4.623.541, a un único boleto sellado en Madrid. La complicada apuesta se puso en juego sobre el resultado del ´Premi Siria´, la carrera del Hipòdrom Son Pardo que registró el inesperado triunfo del caballo Aldebarán G, agradeciendo la cuidadosa gestión a sus riendas de la pruedente Pilar Estelrich.

Eso sí, el único boleto que se llevó el gordo millonario de la Lototurf era de segunda cetegoría. Es decir, su autor y propietario no incluía al murer Aldebarán G como vencedor de la cuarta carrera.

La última reunión de Son Pardo permitiendo sobre sus carreras juegos hípicos de Apuestas y Loterías del Estado (LAE) permitió observar y concluir que una buena promoción, y un justo reparto de premios, son capaces de convertir en rentables las ahora deprimidas Quíntuple Plus y Lototurf. La primera, consistente en la clásica quiniela hípica que exige el acierto de los ganadores de cinco carreras, recaudó en esta ocasión 34.223 euros, y la segunda, que conjuga una lotería con el acierto del ganador de una carrera en concreto, permitió a LAE ingresar casi un millón de euros.

Dos apuestas hípicas, la únicas con carácter exterior que funcionan en España, que por presiones ejercidas desde el madrileño hipódromo de La Zarzuela, con gestión del Estado, desaparecerán del mercado del juego a partir de hoy y hasta que no se reanude la organización de carreras de caballos al galope en la Península. Una discriminación para las pruebas de trotones mallorquinas, que desde diciembre las mantenían vivas. Primero con carreras en Dos Hermanas y desde marzo en los hipódromos mallorquines.

Aldeberán G ganó una carrera en la que los favoritos no cumplieron con la expectativas y que se disputó a todo tren desde un principio. Primero animada por Alegría y Sarah West, para en su último tramo registrar un estéril intento de escapada a cargo de Vanvuit BG. Movimientos que resultaron fuegos de artificio a la hora de la verdad. Cuando la carrera entró en la recta de meta y por el centro de la pista emergió para ganar Aldebarán G, resistiendo un muy buen final por todo el exterior a cargo de Un Queprixet Mar, lanzado por Joan Riera Sitges.

53.939 euros para Soria

La Quíntuple Plus también se vio marcada por la soprendente victoria de Aldebarán G; así como por los triunfos contra pronóstico de Vet Aquí si va Bé, dirigido por Guillem Sureda; y el de un refrescado Cristian de Font, con el menorquín Toni Gómez Fontcuberta a sus riendas. Tres resultados que dejaron si acertantes al pleno de la quiniela hípica del Estado. Una apuesta que solo repartió dos premios. Uno de 53.939 euros al único acertante de cuatro ganadores y que dio con el segundo puesto de Copeo de Llevant; y otro de 2.395 euros para el mismo boleto, que se selló en la localidad soriana de Ágreda. Alucinante.