Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Antoni Jaume Vicens: "No tenemos techo, el Palma Air Europa puede llegar a ganar a cualquier equipo"

Toni Vicens posa para este diario en el Palau Municipal de Son Moix. R. Gelabert

Antoni Jaume Vicens Morey (Palma, 1990) disfruta por fin de la recompensa del trabajo duro. Después de tres ascensos consecutivos a la Leb Oro, Toni Vicens puede sentirse importante en la segunda categoría del baloncesto español y lo hace, además, en el equipo de su tierra y delante de una afición con la que tiene un ‘feeling’ especial. Para esta temporada, el mallorquín se niega a poner límites al equipo y asegura que rindiendo al máximo nivel aspiran a todo. Lo deja bien claro: “No tenemos techo, podemos llegar a ganar a cualquier equipo”, afirma el pivot del Palma Air Europa.

—¿Cuáles son las sensaciones, tanto individual como colectivamente, después de los nueve primeros partidos?

—A nivel de grupo, estamos todos encantados porque llevamos cinco victorias. Si a principio de temporada nos lo hubieran dicho hubiéramos firmado. También hay que destacar que se nos han escapado dos partidos que si hubiéramos ganado iríamos líderes. De todas maneras, para un equipo recién ascendido, llevar cinco victorias y cuatro derrotas es un mérito y una satisfacción para la plantilla.

—Sólo Melilla ha conseguido ganar en el Palau d'Esports. Parece que el equipo se hace fuerte en casa.

—Aquí la gente aprieta mucho y además los contrarios para venir aquí tienen que hacer un viaje al que a lo mejor no están acostumbrados.

—¿Qué grado de importancia ha tenido la afición en las victorias de casa?

—La afición siempre está con nosotros pero en especial el día de Burgos. En los minutos finales estuvieron apretando con nosotros, parecía que defendían con nosotros, la gente estaba de pie, gritando. Se te pone la piel de gallina y te da un extra de fuerza para seguir luchando.

—¿Podríamos decir que los partidos fuera de casa son la cuenta pendiente del equipo?

—Sí, la derrota más dura fue la de Huesca por un punto y sí, tenemos este punto pendiente pero en general no nos podemos quejar.

—¿Cuál es el techo del equipo?

—No tenemos techo. Es verdad que en Palencia perdimos de veinte pero en general hemos estado compitiendo con todos los equipos. Creo que jugando a nuestro máximo nivel podemos llegar a ganar a cualquier equipo. Nuestro objetivo principal es la permanencia, después tenemos otro objetivo que ahora mismo tenemos cerca, que es el play-off y a partir de ahí ir pasando ronda a ronda para conseguir el ascenso. Así que no nos pondría techo.

—¿Cuál es el ambiente del vestuario tras el buen arranque del Palma?

—Estamos muy tranquilos. De cara al año pasado ha habido muchas caras nuevas, somos un equipo bastante más joven y la verdad que hay un muy buen 'feeling' entre todos. Tenemos muchas ganas de hacer las cosas bien.

—Este fin de semana, después de la victoria del sábado, han disfrutado de una jornada de descanso para reponer pilas.

—Es un fin de semana que nos viene bien a todos. Jugadores, directivos, cuerpo técnico, a todo el mundo. Nos servirá para descansar un poquito y coger la semana siguiente con más fuerza para preparar el partido contra Clínicas Rincón y seguir sumando victorias.

—A nivel personal se nota una química especial entre Toni Vicens y la grada...

—Yo siempre he sido un jugador muy carismático dentro de la pista. Intento dar siempre el 120 por ciento y siempre he tenido bastante buena conexión con la afición de donde he estado. Aquí hay bastante y yo lo noto cada vez que entro a pista y la gente me aplaude y me anima. También cuando tengo un momento en el que no me salen las cosas. Parece mentira pero noto el apoyo de la gente. Parece que te están empujando y gracias a esto las cosas salen más fácilmente.

—Ángel Cepeda le está dando bastante protagonismo en el equipo. ¿Lo esperaba?

—Me he preparado mucho este verano, casi no he descansado porque tenía el objetivo de que este año quería jugar en Leb Oro y lo quería hacer bien. De momento tengo la suerte de que las lesiones me están respetando y el tiempo que estoy en la pista hay que aprovecharlos al máximo.

—Después de tres ascensos a Leb Oro con equipos diferentes con los que no ha acabado de asentarse. ¿Podríamos decir que es el año de consolidación de Toni Vicens?

—Sí, lo podríamos decir. Debuté en Leb Oro con sólo diecinueve años -temporada 2009/10 con el Ciudad de Vigo- y fue muy duro porque venía del Estudiantes de jugar muy bien en EBA, de un Mundial con la Selección Española, fue un año que cogí con mucha ilusión y me encontré en un equipo con cuatro americanos en mi posición, sin ningún tipo de rol en el equipo y encima estuvimos todo el año sin cobrar. Por esto, tenía esa espinita de jugar en Leb Oro y asentarme de una vez. Con el Mallorca subimos, con el Ourense, el año siguiente, volví a subir y el año pasado también ascendimos y ya tenía ilusión de jugar y de demostrar que puedo jugar en Leb Oro.

Compartir el artículo

stats