30 de noviembre de 2014
30.11.2014
Fútbol

Riera y Udinese firman su separación

El mallorquín niega motivos extradeportivos tras hacerse público que estaba en un casino jugando al póquer mientras su equipo disputaba un partido

30.11.2014 | 02:52
Riera, jugando al golf.
Albert Riera ya no es jugador del Udinese. El club de la Serie A (Primera División Italiana) anunció la rescisión del contrato que le unía hasta junio de 2016 con el centrocampista mallorquín, debido, según informó la prensa, a una serie de polémicas, entre ellas que el futbolista estuviera en un casino jugando al póquer cuando no había sido convocado y su equipo estaba jugando.

"Ha sido rescindido de modo consensuado el contrato con el jugador Albert Ortega Riera. Udinese Calcio desea al atleta la mayor fortuna para su futura carrera", explicó el club en un escueto comunicado. Después de que la prensa italiana, en especial el diario La Gazzetta dello Sport, señalaran ayer que esta medida deriva de varios desencuentros entre la sociedad y el de Manacor, el propio Riera apuntó en su cueta personal de Twitter: "Dejar bien claro que mi rescisión de contrato con @Udinese_1896 es por mutuo acuerdo desde hace tiempo y no por motivos extradeportivos".

Uno de estos desencuentros es el que ocurrió el pasado domingo, cuando Riera participaba en una partida de póquer en el casino Perla de Nova Gorica, en Eslovenia, mientras sus compañeros se enfrentaban al Chievo en la Liga nacional, según informaron diversos medios. "Y sí, cuando no puedo jugar o es mi dia libre practico deportes de riesgo como las cartas o el golf", apuntó el mallorquín en la red social.

Otra de las razones que habrían podido precipitar la ruptura es un comentario que Riera publicó el pasado 24 de octubre en su perfil de Twitter, en el que mantenía que el Udinese era el equipo en el que menos cómodo se había sentido: "Y clubes donde más a gusto lo dice el número de temporadas con 3 años @GalatasaraySK y donde menos el actual con solo 2 meses @Udinese_1896".

Riera se marcha del Udinese sin haber marcado un solo gol y habiendo sido convocado únicamente en una sola ocasión: el partido de la Copa de Italia en agosto contra el Ternana, de Segunda División (Serie B).

El jugador mallorquín, de 32 años, llegó al club italiano el pasado marzo procedente del Galatasaray turco, donde militó desde 2011. Antes militó en el Mallorca–equipo de su debut profesional–, Girondins de Burdeos, Manchester City, Espanyol, Liverpool y Olympiacos griego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine