29 de noviembre de 2014
29.11.2014
Baloncesto/LEB Plata

Debut aciago de César Sánchez

El nuevo entrenador del Opentach Pla se estrena con derrota en la pista del Xuven Cambados

29.11.2014 | 01:31
San Emeterio protege el balón ante Oubiña en el partido de ayer.
César Sánchez tuvo el peor debut posible al frente del Opentach Pla, una derrota ante el Xuven Cambados por 71-62 que le deja en peor situación de la que estaba antes de comenzar el encuentro. Resultado al margen, que no es poco, las sensaciones que transmitió el equipo tampoco fueron buenas y mucho tendrá que mejorar el equipo mallorquín si quiere salir del pozo en el que se encuentra.

Xuven vuelve a sentir el sabor del triunfo. El Basquet Pla se convirtió en el salvoconducto de los cambadeses hacia las sensaciones placenteras después de cuarenta minutos con algún vaivén inesperado de intensidad.

Los baleares tiraban del efecto del estreno del nuevo entrenador para dominar en los primeros compases (4-10). Sin embargo, no pudieron contener la avalancha amarilla desatada a partir de un 14-18. Un parcial de 9-0 con Alberto Rodríguez en plan estelar entregó la llave del partido en manos del Xuven.

Las diferencias continuaron ascendiendo y el equipo de César Sánchez no acertaba a cambiar el ritmo establecido (37-21). La defensa local no daba concesiones y al Opentach le costaba demasiado subir puntos al marcador. Ni los cambios defensivos ordenados por el entrenador visitante surtieron efecto en el sólido rumbo establecido por el conjunto cambadés, que cada vez se encontraba más a gusto en la pista.

A lo largo del tercer periodo la sensación de fortaleza local, lejos de disminuir, fue en aumento. El dominio bajo tableros de los cambadeses era absoluto y, aunque el flujo anotador había disminuido, lo cierto es que la fortaleza defensiva siguió una trayectoria inversa. El equipo mallorquín no daba con la tecla para acabar con el dominio de los gallegos.

Pero todo empezaría a cambiar cuando menos se esperaba. Con la máxima renta (61-40) arrancaría un último cuarto en el que el Xuven enfiló un peligroso descenso en su buen hacer. Una dinámica que terminó de confirmarse con un 0-12 de parcial que empezó a generar cierto malestar entre los aficionados. Estaba claro que el equipo local se había relajado. A falta de tres minutos, el Opentach se había situado a 7 puntos (67-60) y con posesión, pero ahí se acabó su gasolina.

Fue entonces cuando el Xuven volvió a recuperar la solidez que le había acompañado en la gran mayoría del partido para finiquitar su tercer triunfo del curso y poner tierra de por medio respecto a un conjunto visitante que continúa con su casillero a cero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine