El Club Pollença Rugby informó ayer que ha impugnado la convocatoria de Asamblea de la Federación Balear por varios defectos de forma.

Según informó el presidente del club, Joan Luis, a través de una carta remitida a la propia federación y a los clubes, la Asamblea "no está legalmente constituida" al incumplir los artículos 9, 11 y 55 de los estatutos de la Federación Balear.

Además, considera que existen varios defectos de forma, como el hecho de que la asamblea extraordinaria no está capacitada para aprobar los presupuestos ni los demás temas económicos que se pretende por parte de la Federación y que el plazo de convocatoria debe ser de al menos 30 días naturales (se anunció el 30 de octubre).