"Ahora empieza lo de verdad". Estas fueron sus primeras palabras en la sala de prensa donde Nadal atiende a toda la prensa mundial, nada más perder la final del torneo junior de Roland Garros ante el ruso Andrey Rublev por 6/2 y 7/5. "Tras un primer set muy complicado, en el segundo encontré el ritmo y tuve bastantes opciones, pero he de reconocer que hoy ha sido superior a mí", declaró con deportividad el tenista de Santanyí, que ha completado "la mejor semana" de su vida. "He jugado el mejor tenis de todo el año y es un torneo para recordar", comentó.

Munar, que contó en la grada, además de sus padres Blai y Maria Antonia, con la presencia del mítico Manolo Santana, no tuvo apenas opciones ante un rival al que ya había ganado hace dos meses en Valencia. La derecha del ruso fue una apisonadora. Le pegaba con violencia siempre que la pelota le llegaba al drive, haciendo imposible cualquier intento de devolución del mallorquín.

El segundo set fue mucho más igualado. El calor empezaba a hacer mella en los dos finalistas, aunque parecía el ruso el más perjudicado. El set transcurrió con el mantenimiento del saque por parte de los dos, aunque Munar sudó tinta china para conservar el suyo en el cuarto al levantar un 0-40. Hasta que llegó la hora de la verdad, donde Rublev demostró más fortaleza mental, cuando rompió el servicio de su rival y establecer el 7/5 definitivo. "El tercer set podría haber sido otra historia, porque él estaba cansado, aunque he de reconocer que yo también", confesó.

Munar ya piensa en lo que le deparará el futuro. El torneo junior está muy bien, pero si quiere hacerse un profesional del tenis debe pensar en Futures y torneos profesionales. "Ahora mi objetivo es disputar Wimbledon -aunque coincide con el Nacional, que está obligado a jugar al ser un deportista becado-, el Europeo, US Open y Futures. Este torneo no me lleva a nada", afirmó.

Precisamente, Rafel Nadal mostró su sorpresa, cuando le preguntaron por Munar, de que en los tiempos que corren se dé el salto tan tarde a los torneos Futures y a la categoría profesional. "No entiendo porqué es así. Federer, Djokovic, Murray y yo mismo jugábamos Futures antes y dimos el salto a profesional con la edad de Jaume. De todos modos, lo que ha conseguido -hablaba antes de la final de ayer- es muy importante y tiene un gran futuro por delante".