El derbi se saldó con el peor resultado para Atlético Baleares y Constancia. El empate desciende al conjunto de Llompart a Tercera División, y deja a los hombres de Nico López lejos del play-off que tenían en la mano hace solo dos semanas. Los blanquiazules dejan las posiciones de privilegio de la clasificación y deberán ganar y esperar una carambola en la próxima y última jornada, cuando visitarán a un Ontinyent ya descendido.

El partido fue casi siempre de color blanquiazul. El dominio y las ocasiones fueron del Atlético Baleares, aunque con el tiempo casi cumplido y con el partido roto el Constancia pudo llevarse el triunfo con un potente disparo de Juanan.

El conjunto de Nico López estaba más dispuesto que su rival a buscar el gol. El Constancia vivió momentos de agobio, casi siempre metido en su área, protegiéndose de los ataques de un Baleares con el punto de mira torcido. En los primeros compases Thiago cazó una pelota en el área pequeña, pero su remate se estrelló en el larguero y botó sobre la línea de gol. Fue el primer susto para un Constancia que tuvo que aplicarse en defensa.

Del Castillo y Campins lo intentaron con dos remates de cabeza que salieron acariciando el poste de Gaspar, y Esteban puso el colofón al dominio blanquiazul con un remate a bocajarro rechazado por el guardameta inquer a punto de que se cumpliera el primer tiempo.

El Constancia se estiró en la segunda parte, pero al grupo de Ignasi Llompart siempre le pudo más el temor a encajar un gol. Gaspar, el mejor de los inquers, abortó una doble ocasión de Florin y Xisco, mediado el segundo tiempo.

El encuentro se convirtió entonces en un correcalles, con un Atlético Baleares que mantuvo el control del juego pero sin la claridad de antes, y un Constancia que se limitó a esperar un fallo del rival.