20 de febrero de 2014
20.02.2014
Fútbol sala

El Barça no permite sorpresas

Los azulgranas imponen su condición de campeones del torneo y mayor potencial para eliminar al Hospital de Llevant - El equipo mallorquín jugó su bazas con seriedad atrás y valentía en ataque

20.02.2014 | 06:50
El Hospital de Llevant no pudo con la mayor potencia del Barcelona Alusport.
No hubo sorpresa, ni se esperaba. El Hospital de Llevant se despidió de la Copa del Rey tras caer eliminado en cuartos de final por el vigente campeón del torneo. Un Barcelona Alusport que impuso su calidad en la eliminatoria y se hizo con el pase a las semifinales, ganando por 4-2.
El equipo mallorquín que dirige Tomás de Dios, quien terminó expulsado, planteó un partido valiente y arriesgado, complicando las cosas a su rival pese a la diferencia de potencial, sobre todo en la primera mitad. Una parte en la que el conjunto de Manacor cuajó una gran actuación en la que únicamente les sobraron los minutos finales. Taffy tuvo el empate en el último minuto pero Paco Sedano salvó al Barcelona que se encontró a un rival que le hizo sudar para pasar a semifinales.

Y eso que la eliminatoria se puso cuesta arriba en el primer instante con el gol de Saad a los dos minutos de arrancar el encuentro. El Hospital de Llevant plantó cara y jugó sus bazas para desafiar al equipo que marca la pauta en el fútbol sala español.

El Hospital de Llevant estuvo duro en defensa y valiente en su planteamiento. De hecho, Tomás de Dios apostó por jugar con portero-jugador gran parte del partido para cortar el ritmo del rival y evitar que dominasen el partido.

A los siete minutos Tomaz marcó el empate tras una buena acción ofensiva de los mallorquines. A raíz del gol de Tomaz llegaron los mejores momentos del Hospital de Llevant que gozó de varias ocasiones incluso para adelantarse en el marcador.

Los mallorquines no aprovecharon las ocasiones y el Barcelona decantó el partido a su favor en un abrir y cerrar de ojos en dos acciones ofensivas que a la postre decidieron la eliminatoria. Fernandao aprovechó a la perfección un rechace para batir a Medina y, dos minutos después, Wilde hizo lo propio culminando una buena triangulación que sorprendió a la defensa visitante (3-1).

En la segunda parte los locales se adueñaron del balón y el Hospital de Llevant siguió serio y con las ideas claras. Sin prisa pero sin pausa, con mucho partido por delante. No se obsesionaron con el ataque y siguieron fuertes en defensa. Las ocasiones disminuyeron pero el Hospital de Llevant aprovechó la suya para poner nervioso al campeón. Chicho consiguió un gran gol (3-2) tras una jugada de estrategia. Sedano salvó al Barça del empate antes de que los azulgranas cerrasen el marcador (4-2) con un tanto de Lozano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Un ejemplo de Afouteza e Corazón

LaLiga reconoció a la afición del conjunto celeste con el premio "Jugador 12" en la pasada temporada. Sin ellos hubiera sido imposible "A Nosa Reconquista"