Pese a que muchos de los usuarios de los dos hipódromo mallorquines ni se enteraron del corte de electricidad que sufrían las instalaciones, la incidéncia si llegó al Consolat de la Mar -sede de la presidéncia del Govern balear-, desde donde se apremió a los responsables del Consell de Mallorca para que el caso se solucionase "lo más pronto posible". Por su parte, Nicolau Gómez explicó haberse comprometido con Endesa para incluir en el pleno de septiembre de la institución insular la aprobación de la autorización para abonar las cantidades pendientes de pago, con algunas de ellas desde el 2012.