El Cide visita hoy la pista de l'Ille Grau, un equipo recién ascendido a la categoría, que es la unión de dos clubes históricos de la ciudad. El año pasado decidieron unir fuerzas para afrontar una nueva categoría y emprender la aventura acompañados.

El Cide tendrá varias dificultades añadidas a las del partido en sí. Un difícil desplazamiento que empezará a altas hora de la madrugada, 200 kilómetros en la carretera y varias lesiones que en la última semana has plagado la enfermería del equipo palmesano.

El cuadro mallorquín ha vivido una semana complicada a nivel físico, ya que dos de sus jugadoras más importantes han causado baja en los entrenamientos por sendas lesiones, que les mantendrán durante algunos días alejadas de las canchas. Pero desde el club se confía plenamente en la plantilla y en la profundidad de banquillo que este año tiene el Ciutat Cide. Para asegurar la jugada, una juvenil de la cantera, Daria Wierciochowska reforzará al grupo, a la espera de tener alguna oportunidad de entrar en juego.

El equipo juvenil lleva nutriendo de buenas jugadoras al conjunto superior desde hace varias temporada, coincidiendo con su gran racha de campeonatos de Balears -en los últimos 10 años se han logrado siete campeonatos de las Islas Baleares, demostrando su poderío a nivel autonómico-.