La nadadora olímpica Mireia Belmonte ha iniciado hoy en el CAR de Sant Cugat una nueva etapa para prepararse para el Mundial de Barcelona, después de unos meses sin entrar en una piscina tras los Juegos de Londres.

En estos momentos, después de que el CN Sabadell no le renovase el contrato, Mireia Belmonte se encuentra sin equipo ni licencia federativa, aunque la nadadora catalana ha admitido que tiene ofertas de equipos.

Hoy ha recuperado las sesiones de entrenamientos en el CAR de Sant Cugat en un grupo de trabajo dirigido por José Antonio del Castillo, vinculado a la Federación Española de Natación, en el que la catalana ha admitido que se siente a gusto, aunque ha señalado que es una solución transitoria.

Belmonte lleva un retraso de un largo mes en la preparación del Mundial de natación de Barcelona, que se celebrará el próximo verano, cita en la cual la catalana pretende participar para defender su posición de estrellato tras las dos medallas obtenidas en los Juegos de Londres (plata en 200 mariposa y 800 libre).