Casey Stoner, con una Honda, consiguió ayer el mejor tiempo de la segunda jornada de entrenamientos en el Circuit ´Ricardo Tormo´ de Valencia, por delante del mallorquín Jorge Lorenzo. Eso sí, el piloto de Yamaha, campeón del Mundo de MotoGP, cerró las sesiones postmundialistas como el más rápido de los dos días de entrenamientos, gracias a su crono de 1:32.012 minutos del martes.

El australiano Stoner marcó un tiempo de 1.32.066 y se quedó a cinco centésimas del mejor tiempo de Lorenzo, quien ayer sólo completó 30 vueltas al trazado y se apuntó un tiempo de 1.32.179, que fue la referencia del día.

Jorge Lorenzo, quien dejó de rodar a media mañana, para emprender por la tarde viaja hasta Madrid –donde hoy participará en un homenaje en la sede del Consejo Superior de Deportes–, comentó que ya lo han probado todo: "Dos nuevos compuestos de Bridgestone, un nuevo chasis y nuevas suspensiones". El mallorquín calificó de "positivos" los dos días de tests con la nueva Yamaha en Cheste, aunque reconoció que el nuevo chasis "no es claramente mejor" y que "tendrá que mejorar el motor", aunque subrayó que "la línea de trabajo es la adecuada".

El tercer clasificado de la jornada fue el estadounidense Ben Spies, nuevo compañero de Lorenzo, quien concluyó las dos jornadas de test entre los tres primeros clasificados y confirma el buen estado de la Yamaha. Por detrás de él terminaron dos pilotos de Honda, Marco Simoncelli y Dani Pedrosa.

Rossi, muy lejos

Valentino Rossi en su segundo día sobre la Ducati redujo distancias con el primer clasificado con respecto al martes y terminó a 1.6 de Stoner, pero en la decimoquinta y antepenúltima posición, tras completar 70 vueltas y conseguir un mejor tiempo de 1.33.761.

Sobre la decimoquinta posición de Rossi en sus primeros entrenamientos sobre la Ducati, el mallorquín Lorenzo auguró que "estará mucho más cerca en los próximos". Uno entrenamientos que no volverán a repetirse hasta la primera semana de febrero de 2011, en el circuito malayo de Sepang.