La fuerte tormenta que a lo largo del día de ayer afectó a Asturias condicionó el entrenamiento del Sporting, en el que se registró la baja del entrenador, Manolo Preciado, aquejado de un proceso gripal con fiebre, por lo que se quedó en su domicilio. En cualquier caso, está previsto que se reincorpore hoy a las sesiones para preparar el duelo copero ante el Mallorca.

La plantilla rojiblanca se ejercitó en la Escuela de Fútbol de Mareo bajo una fuerte lluvia y rachas de viento a las órdenes del segundo entrenador, Iñaki Tejada, para preparar el partido de mañana ante el Mallorca correspondiente a la Copa del Rey, en el que los gijoneses tratarán de superar un 3-1 adverso.

En un principio Preciado podrá contar con todos sus hombres, toda vez que Canella y Sergio Álvarez se entrenan con normalidad y los jugadores que llegaron de Almería con problemas físicos como Iván Hernández, Botía, Matabuena y Nacho Novo, también se ejercitaron con normalidad.

El entrenador también recupera al centrocampista uruguayo Sebastián Eguren, que cumplió un partido de sanción por acumulación de tarjetas. En cualquier caso, la visita del Real Madrid el próximo domingo a Gijón eclipsa el partido de Copa del Rey ante los mallorquines y desplaza casi todo el interés a la Liga.

Preciado ya advirtió la pasada semana de que no se centrará en el partido ante el Real Madrid de la siguiente jornada hasta que no pase el de Copa de mañana en el que probablemente presente un equipo mezcla de titulares habituales y suplentes.

Guardado, baja en el Depor

El Deportivo protegerá al uruguayo Jonathan Urretaviscaya, ´Urreta´, y al mexicano Andrés Guardado para evitar recaídas en las lesiones que les han mantenido apartados en las últimas semanas, por lo que no jugarán contra el Mallorca el domingo en Liga.