Optimista pero muy crítico. Así fueron las declaraciones de Pierre Webó tras el partido. "Ha sido un partido muy raro. Vamos a analizarlo con tranquilidad, porque hemos fallado muchas ocasiones y no hemos sabido cerrar el partido", dijo, y añadió que Laudrup les dará hoy "un toque de atención" por su forma de jugar.

En cuanto al polémico penalti, Webó instó a "olvidar al árbitro". "La idea era sumar, por lo menos, un punto. Lo teníamos todo a favor, pero no ha habido suerte", añadió el camerunés. Webó también valoró la derrota del equipo y afirmó que hay "una dura batalla enfrente". "Ahora no podemos pararnos a llorar, hay que seguir luchando", aseveró.