El surcoreano Park Ji-Sung, en el tiempo añadido, sacó del apuro al Manchester United en Old Trafford (2-1), tuteado por el penúltimo de la tabla, el Wolverhampton, que permite al cuadro de Alex Ferguson arrimarse al liderato del Chelsea.

El Bayern de Múnich sufrió ayer un nuevo revés en su propósito de recortar terreno a los equipos que están en la parte alta al empatar a tres goles ante el colista Borussia Mönchengladbach, en un partido loco.