El Palma Volley sumó ayer su tercera victoria de la temporada, tras noquear a un 7 Islas Vecindario que estuvo bien en el primer parcial y se difuminó en los tres siguientes.

El conjunto palmesano salió a la pista sin la inclusión de Jesús Ragel en su sexteto inicial. Una sobrecarga en un gemelo aconsejaba su descanso. Muñoz fue el encargado de sustituirlo, pero las cosas no rodaron nada bien para los intereses del Palma Volley. Los canarios estuvieron mejor en el ataque y se llevaron el primer parcial.

A Cao no le quedó otro remedio que arriesgarse en meter a Jesús Ragel en la segunda manga. Las cosas empezaron a rodar bien para los intereses mallorquines y el juego del sexteto balear subió varios enteros. A partir de ese momento fue Sebastián Gevert el que puso una marcha más y empezó un recital que finalizó con veinticinco puntos en su casillero.

Tras la igualada en el marcador el Palma Volley pasó a dominar fácilmente a su adversario. El bloqueo mallorquín estuvo muy acertado y la defensa trabajaba a destajo para levantar balones. Así cayó el segundo set para los palmesanos, para posteriormente rematar el encuentro con un tercer parcial sin apenas oposición de un 7 Islas Vecindario que sólo existió en la primera manga.