Satisfecho, contento y optimista. Así se mostró Michael Laudrup a la hora de ofrecer su particular y pragmática versión sobre la trabajada victoria del Real Mallorca ante el Levante. Un rentable triunfo que consolida al conjunto bermellón en la séptima posición de la clasificación, por delante del Sevilla de Gregorio Manzano, y con los mismos puntos que el Atlético de Madrid, el equipo que ahora ocupa la última plaza de clasificación para la Liga Europa.

"Hoy se pudo perder, pero nuestra fantástica actitud nos ha permitido ganar al final", destacó el danés. Un entrenador ejemplar en su discurso, que ni pestañeó a la hora de calificar de "merecida" la victoria conquistada por sus hombres, a la que señaló como fruto del "esfuerzo" de sus futbolistas.

La actitud, la capacidad de lucha y sacrificio de sus hombres fueron los aspectos que mejor sabor de boca dejaron a Laudrup la cuarta victoria en la Liga de su equipo. "Si seguimos en esta línea ganaremos muchos partidos", adelantó el técnico nórdico.

Paciencia e inteligencia

"Pese a afrontar muchos minutos con el marcador en contra, nuestra paciencia, nuestro juego inteligente, nuestro toque y confianza en nuestro fútbol nos permitió recibir al final el premio de los dos goles y la victoria", precisó Laudrup sobre el desarrollo del partido y los problemas que le planteó la ventaja inicial adquirida por el Levante. Un 0-1 que subió al marcador pese a que su equipo "empezó bien, creando ocasiones".

Laudrup evitó destacar a ningún jugador, pero no pudo evitar hacer frente a cuestiones sobre la posible titularidad de Pierre Webó en próximos compromisos. Un delantero cuya aportación personal resultó ayer crucial en la remontada del Mallorca. "Lo de si Webó se merece ser titular a partir de ahora me parece una discusión divertida y puede permitir muchas polémicas. Es así, pero yo tengo tres delanteros –en referencia al camerunés, Víctor y Cavenaghi– para dos puestos y de entrada tengo que hacer un descarte. No va más allá de eso", puntualizó Michael Laudrup, quien admitió que en muchas ocasiones tiene que decidir "muy rápido" y a última hora a quien deja fuera del once inicial.

Del Levante, Laudrup valoró que quiso demostrar que tiene sitio en Primera, al tiempo que puntualizó que no tiene un equipo tipo para la Liga y otro para la Copa, ni para jugar fuera o dentro.