El Bàsquet Mallorca ha conseguido convertir un ´no´ en un ´tal vez´ y desbloquear la situación que le abocaba a la más que posible desaparición. En la mañana de ayer se celebró una reunión en la que estuvieron presentes el alcalde de Inca Rafel Torres, representantes de la entidad bancaria y el club, con su presidente Toni Ramis al frente y los directivos Joan Pons, Sebastià Peña y Joan Vela.

A la salida los directivos del Bàsquet Mallorca respiraban cierto optimismo. "De entrada estamos satisfechos, pues hemos conseguido tener una reunión para poder discutir el tema y parece que todo puede aclararse de manera satisfactoria. Creo que podremos obtener la póliza de crédito –avalada por el ajuntament– en unas condiciones asumibles para el club. Ahora sólo nos falta cerrar unos cuantos flecos para cumplir las condiciones que nos exigen desde la entidad bancaria", explicó Ramis a DIARIO de MALLORCA.

El concejal de deportes del Ajuntament d´Inca, Felip Jerez apuntó: "El club corre peligro si no obtienen el crédito, la entidad les pide más garantías además de nuestra carta, que es un acuerdo del pleno y va a misa", analizó. "Desde el Ajuntament apoyamos el proyecto y frente al banco solo podemos interceder. Ahora el Ajuntament es uno más del club. Pero que nadie dude de que haremos todo lo posible para salvar el proyecto del baloncesto en Inca", concluye.