Maurizio Lanzaro, jugador del Real Zaragoza, declaró ayer que para el partido del próximo domingo contra el Real Mallorca no existen excusas porque es fundamental y que el conjunto aragonés debe lograr su primera victoria en la liga. Sin embargo, opina que el partido contra el conjunto insular es difícil porque el Mallorca tiene un esquema "muy atacante" y con cuatro jugadores en la parte de arriba peligrosos. "Será complicado y habrá que salir a tope desde el primer minuto para poder sacar algo positivo", comentó el jugador italiano, que ha destacado que, tras los últimos resultados, la victoria ante el Betis en la Copa y el empate contra el Valencia ha cambiado la "convicción" de la plantilla de que se pueden hacer las cosas bien.

Personalmente, el hecho de haber marcado frente al conjunto levantino le supone "una carga de ánimo adicional". Maurizio Lanzaro es consciente de que frente al Real Mallorca les va a tocar llevar el peso ofensivo del equipo, circunstancia en la que no ve un gran inconveniente. "Contra el Valencia demostramos que, aparte de ser fuertes detrás, hacíamos ocasiones. Después de los primeros veinte minutos un 0-3 no hubiera sido raro y si hacemos ese trabajo contra el Mallorca tendremos oportunidades como contra el Valencia", señaló.

Lesión de Contini

Por su parte, el defensa del Zaragoza Matteo Contini sufrió ayer una torcedura de tobillo durante el entrenamiento y es duda para el encuentro del próximo domingo contra el Real Mallorca.