25 de febrero de 2010
25.02.2010
R.C.D. Mallorca. Institucional

El Mallorca embarga al Grup Tarradellas por Luis García

El club reclama medio millón a la empresa por el impago del traspaso del delantero al Espanyol en 2005

25.02.2010 | 07:30
Foto: Efe
Mateu Alemany no va a perdonar ni un solo euro. Después de lograr el embargo de los bienes del Deportivo de la Coruña para cubrir una deuda de un millón de euros por el impago de Albert Luque, el propietario del Real Mallorca ha iniciado ahora una batalla legal contra el Grup Finques Tarradellas S.L. por el impago de 373.000 euros por el traspaso de Luis García al Espanyol en el año 2005. La representación legal del Mallorca corre a cargo del bufete Buades.
Este grupo empresarial catalán (propiedad de un ex directivo del club blanquiazul) avaló la operación, por lo que los servicios jurídicos del Mallorca han solicitado al Juzgado de Primera Instancia número 2 de Blanes (Girona) el "inmediato embargo preventivo" de los bienes del Grup Tarradellas a fin de cubrir la deuda, que con los intereses asciende a un total de 485.000 euros. Los catalanes tienen diez días hábiles –hasta el 8 de marzo– para pagar esta cantidad y evitar así el embargo. No obstante, el Mallorca ve muy improbable que hagan frente al desembolso dentro de este plazo.
El caso tiene sus particularidades. Cuando Luis García fue traspasado al Espanyol sus derechos federativos eran propiedad de una promotora inmobiliaria llamada Pussairess S.L. El Mallorca no ha podido reclamar el impagado a esta empresa porque hace unos meses quebró víctima de la crisis. Por tanto, la petición de embargo se dirige al Grup Tarradellas, que en el momento de realizarse la venta se presentó como avalista y garante de la operación. Sin embargo, se da la circunstancia de que Pussairess S.L. es una sociedad que forma parte del Grup Finques Tarradellas.
El Espanyol no es objeto de la denuncia porque entonces no poseía los derechos federativos del futbolista, aunque en la actualidad sí los tiene. El club blanquiazul había sido designado por Pussairess S.L. como la entidad deportiva habilitada para inscribir al jugador en la competición. En cualquier caso, el Mallorca se reserva la posibilidad de emprender acciones legales contra la entidad que preside Daniel Sánchez Llibre si lo considera oportuno.
El traspaso de Luis García se valoró en 2,8 millones de euros. Las partes acordaron que el pago de dicha cantidad debía hacerse efectivo mediante quince pagarés de 186.666 euros cada uno a desembolsar trimestralmente durante cuatro años. El primer abono se efectuó el 22 de febrero de 2006. Uno de los pagarés objeto de reclamación venció el pasado 22 de mayo y el segundo lo hizo el 22 de noviembre.

Listado de bienes

En caso de que el Grup Tarradellas no haga frente al pago en el plazo estipulado, los servicios jurídicos del Mallorca reclamarán el embargo ejecutivo de los bienes de la empresa. De momento, el club balear ha solicitado al juzgado que requiera al grupo empresarial un listado de bienes para cubrir el medio millón de euros que reclama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook