29 de noviembre de 2009
29.11.2009
Tenis. Copa de Maestros

Davydenko y Del Potro, finalistas

El ruso ganó por primera vez a Federer y el argentino se impuso a Soderling en tres sets

29.11.2009 | 01:14
Un soberbio Nikolay Davydenko se clasificó ayer en Londres para otra final de la Copa Masters tras neutralizar en el 02 al número 1 del mundo, un Roger Federer que pecó de falta de precisión y concentración, y al que se impuso el ruso en 1 hora y 55 minutos por 6-2, 4-6 y 7-5.
El tenista ruso, sexta raqueta del mundo, se enfrentará en la final al argentino Juan Martín del Potro, que se impuso en la segunda semifinal al sueco Robin Soderling en tres apretados sets, 7/6, 3/6 y 7/6, en un partido emocionante y en el que el argentino impuso su gran calidad.
Un Federer ausente y distraído arrancó la primera semifinal del 02 con una visible falta del la precisión a la que tiene acostumbrado a su público. Su rival balcánico, con bastantes menos horas de descanso en el cuerpo que el hombre helvético –concluyó su último compromiso de la liguilla ante el sueco Robin Soderling el viernes por la noche– proseguía con la racha óptima que le acompaña en este Masters.
Davydenko, semifinalista del Masters 2008 junto con Djokovic, encaraba su pulso con el número 1 con un cierto pasotismo y la misma calma que en sus anteriores partidos. Ese escepticismo con el que la víspera hablaba de la semifinal con el suizo y con el que dejaba entrever que no había depositado demasiadas expectativas en su cara a cara con Federer quizá le hizo favores. Al menos, a un nivel psicológico.
Y es que Davydenko volvió a ser el oponente rocoso y tenaz capaz de sacar de quicio y que ha sabido ir haciendo sus deberes casi sin inmutarse.
A Federer, en cambio, le costó meterse en el partido. El primero del cuadro mantuvo su servicio en el arranque del set y llegó a tener dos opciones de rotura en el segundo. Hasta ahí, sin problemas, aunque la sexta raqueta del mundo fue abortando cada amago del suizo con una firmeza balcánica para convertirse, a partir de ahí, en dominador. Casi sin hacer ruido, Davydenko se hizo con las riendas y se colocó con ventaja.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine