Ocho expulsiones en 16 jornadas de Liga. La última, de José Carlos de Araujo ´Nunes´, quien insultó al árbitro Rubinos Pérez en el minuto 32 del partido que ayer disputaron Mallorca y Athletic Club en el Ono Estadi. Si ayer fue un contratiempo, peor es lo que le viene encima al futbolista y es que Nunes será sancionado mañana con más de un partido por el Comité de Competición. "Si me ponen muchos partidos, es de locos. Estoy cabreado porque te sientes impotente", dijo.

La expulsión del central portugués propició que el rumbo del partido fuese distinto. El Athletic debía sacar de banda, pero se tardó en exceso y es que el árbitro en ese momento estaba pendiente de Nunes, que terminaba de gritar al asistente "la puta que te parió", según recogió el acta a la conclusión del partido.

Nunes reaccionó llevándose las manos a la cabeza y yendo directamente hacia el asistente nada más ver cómo Rubinos le enseñaba la roja directa. "Nunca me han expulsado por insultar al árbitro en diez años que llevo de profesional", reconoció con sorpresa nada más aparecer en la zona mixta del Ono Estadi.

Era la introducción para explicar lo sucedido, algo que todo su entorno ha visto como anormal. "Intenté hablar con él (Rubinos Pérez). Sé que ahora no se puede hablar con las nuevas normas. Pero te digo textual, estoy a diez o quince metros de él (cuando ocurre la famosa frase) y la gente que me conoce sabe que uso esa expresión, nunca me encaré a él para decir esto. El pensó que era para él. Es increíble cómo puede entender eso", explicó con total impotencia. Sus compañeros y Gregorio Manzano recordaron que Nunes habitualmente reacciona de esta forma. "Lo puede decir más de veinte veces en un entrenamiento", insistió alguien de la plantilla.

Cuando un jugador comete un fallo, la mayoría de veces pide perdón. Se le requirió lo mismo a Nunes, pero el propio portugués dio su versión de porqué no puede disculparse: "No puedo decir que haya cometido un error. Él me expulsó y se equivocó. Por eso no puedo pedirle perdón a una cosa que no he hecho. Les pediré perdón a mis compañeros. Eso sí".

"No es justificable"

Sergio Ballesteros, capitán del Mallorca que ha sido dos veces expulsado esta temporada, comentó que "insultar no es justificable", "pero hubo dos acciones antes y estábamos protestando. Es una expresión -la de Nunes- que se saca de impotencia. Es un castigo muy grande. Para otros jugadores se deja pasar y a nosotros no nos pasan ni una". "No pitó dos fueras de juego clarísimos, dos faltas de Llorente. Estábamos alucinando cómo no se pitaban esas cosas. No es justificable, pero para sacar una tarjeta roja hay ciertos momentos donde se puede tener una consideración. El partido tampoco estaba siendo nada bronco", completó el centenario con el Mallorca.

"Tengo que dar la enhorabuena a los compañeros porque han hecho una gran trabajo y después de la expulsión también se jugó mejor. Merecimos el triunfo. Queríamos ofrecer la victoria a Dorado, era un motivo más", desveló Nunes, en otros apartados.

Y de la lesión de Dorado a la de Webó: "Está preocupado porque es triste. Ha trabajado tras una lesión tremenda y le pasa esta fatalidad. Es muy duro. Hay que tener la cabeza muy fuerte para aguantarlo. Pero él es duro. A ver si no es nada grave".