Al árbitro auxiliar le diría que aprenda a distinguir una mera interjección del juego de una expulsión dirigida a él. ¿Por qué no te callas? Decididamente los árbitros, cuando del Mallorca se trata, se la cogen con papel de fumar. Por contra, a los que defienden la ´teoría de la conspiración´ tampoco les vendría mal un poco de silencio. El apoyo a Alemany debería ser una postura seria, decidida y orgullosa, antes que una tapadera pública de miserias propias o ajenas. Jugó bien el equipo, sobre todo en inferioridad. En la segunda mitad los jugadores sacaron casta y le hicieron frente a un Athletic que acabó como un león cobarde. Hay que dar el punto por bueno y no dar más facilidades a nadie.