El mediapunta del Mallorca de Primera, Ariel Ibagaza, animó ayer a los aficionados mallorquinistas a acudir esta tarde al estadio Lluís Sitjar para que el filial "pase la eliminatoria" y "pueda tener más cerca el ascenso a Segunda B". El argentino, que dijo que era un partido "importante y decisivo", no fue el único jugador de la primera plantilla que dio ayer ánimos al Mallorca B, ya que también se sumaron los delanteros Víctor y Maxi López.