El piloto británico Lewis Hamilton, segundo en el Mundial de Fórmula Uno con los mismos puntos que el líder, su compañero Fernando Alonso, reconoció ayer, en contra de la opinión de la prensa de su país, que el equipo McLaren-Mercedes no tiene un trato de favor hacia el bicampeón mundial español. Hamilton llegó a decir tras el Gran Premio de Mónaco que su posición el equipo es la de "piloto número dos", algo que aprovechó la prensa inglesa para afirmar que McLaren-Mercedes favorece con sus estrategias a Fernando Alonso. Ante eso, la Federación Internacional de Automóvil (FIA) abrió un investigación por supuestas "órdenes de equipo" en la escudería, una practica expresamente prohibida por el reglamento de dicho organismo. Sin embargo, la FIA exculpó a la escudería anglo-germana. "El equipo nos trata igual a los dos", aseguró ayer Hamilton.