Sin brillo pero con eficacia, la de David Villa en la primera parte, España hizo su trabajo en Liechtenstein y confirmó su condición de clara favorita con una victoria por 0-2, resultado que le sirve para escalar al segundo peldaño de la clasificación del grupo F de la fase previa de la Eurocopa de 2008.

El pleno de seis puntos en los partidos de Riga, el pasado sábado, y Vaduz ya es un hecho. Misión cumplida para el equipo de Luis Aragonés, que no podía permitirse el lujo de cometer un solo fallo en estos dos encuentros.

La fase final del torneo continental parece un poco más cerca para España. Después de los batacazos ante Irlanda del Norte y Suecia, ha sabido reaccionar y ha firmado cuatro triunfos consecutivos, un bálsamo del que estaba muy necesitada.

Pero su fútbol, como quedó demostrado ayer por la noche en Vaduz, tiene que mejorar mucho para estar al nivel que se espera de una selección como la española.

Ante Liechtenstein, un rival menor, de los más débiles del fútbol mundial, el equipo de Aragonés ganó por la inercia de su aplastante superioridad, no porque ofreciera una buena actuación.

Y no pueden servir de excusa los seis cambios que hizo el entrenador madrileño en la alineación respecto al partido de Letonia. España debe ganar a Liechtenstein con absoluta claridad aunque juegue con una selección de futbolistas de Segunda B.

Resolvió el partido en el primer cuarto de hora con dos goles de Villa. El asturiano marcó el primero tras recibir un excelente pase en profundidad de Cesc y regatear al portero local. El segundo lo firmó con una espectacular ´chilena´. El jugador del Valencia, que ya acumula 12 dianas con la selección, volvió a demostrar que es el mejor delantero español del momento.

Dos llegadas. Dos goles. Tanta eficacia en tan poco tiempo aseguró el triunfo a ´la roja´, pero pareció adormilar a los jugadores de Luis. Se sintieron muy superiores, mucho más de lo que imaginaban, y pasaron a economizar esfuerzos.

Joaquín y Silva no tuvieron su mejor día. A España le faltó desborde por las bandas y su juego se perdió la mayoría de las veces en una sucesión de pases sin apenas sentido ofensivo.

LIeCHTENSTEIN 0: Jehle; Stocklasa (Telser, m.30), Hasler, Martin Stocklasa, Ritzberger; Rohrer (D. Frick, m.59), R. Büchel, Burgmeier, Polverino; T. Beck (R. Beck, m.83) y M. Frick.

ESPAÑA 2: Reina; Sergio Ramos, Javi Navarro, Marchena, Capdevila (Antonio López, m.52); Xabi Alonso; Joaquín, Cesc (Luis García, m.68), Iniesta, Silva (Soldado, m.77); y Villa.

GOLES: 0-1, m.8: Villa. 0-2, m.14: Villa.

ARBITRO: Nikolai Ivanov (Rus). Mostró tarjeta amarilla al local Büchel y al español Cesc.

INCIDENCIAS:: encuentro del grupo F de la fase de clasificación de la Eurocopa disputado en el estadio Rheinpark ante unos 5.700 espectadores, con mayoría de aficionados españoles en las gradas. Récord de asistencia en Vaduz.