Hola a todos un día más.

Hoy fue día de competición y por tanto un día donde todo lo hago más o menos igual. No sé, la verdad es que no sé qué contaros. Desayuné en el hotel y después lo típico, coche para el torneo para ir a calentar. Vittorio Selmi de la ATP me buscó un jugador para calentar. Ya había entrenado con él en Roma y la verdad es que el chaval es bastante majo. Después lo típico de irme al vestuario y de esperar para que el partido empezase. La verdad es que los partidos anteriores a hoy fueron más rápidos y por lo tanto no jugué tan tarde. Mejor así. En el vestuario vi partidos en los monitores que tenemos ahí mientras escuchaba música y preparo las raquetas.

Pero la sorpresa ha sido la que me ha dado mi padre. Sin decirme nada ha aparecido por París y se ha venido el fin de semana. La verdad es que me ha hecho mucha ilusión. Por lo visto todos los que están aquí conmigo lo sabían y sin embargo no me habían dicho nada. Todos sabéis, sobre todo si habéis leido el libro que hicieron contando un poco estos últimos años, que tengo una relación muy buena y especial con mi padre. Tuvimos momentos muy duros el año pasado y él siempre me apoyó. El año pasado en la final, después de la final mejor dicho, fue muy emocionante cuando nos abrazamos. Bueno, tampoco me voy a poner a explicar todo. Ya lo sabéis.

Como tampoco tengo tanto que contar, deciros que me puse a mirar más de los comentarios y mensajes sobre el blog. Vi que me preguntaron ahí por el sabor de los helados. Suelo tomarme tres bolas de vainilla con galletas. Hoy me comí uno de vuelta al hotel después de cenar y antes de... la gran partida de play... Otra vez el cuarteto que ya se acaba dado que Ferru perdió y se vuelve para España.

También alguien me decía que comentara los partidos, pero no me parece correcto hacer esto aquí ya que la prensa esta aquí en París cubriendo el torneo. Como ya he dicho, creo que es justo de cara a ellos. En este blog escribo cosas que normalmente a un periodista no le interesa mucho y no suele tener espacio para hablar de estas cosas.

Ayer entrené a las 12 del mediodía y después tuve una serie de acciones con prensa. La verdad es que yo preferiría estos días estar tranquilo y no hacer muchas cosas. Tema ese de la rutina, pero entiendo que hay ciertas cosas que tengo que hacer. Por ejemplo ayer vino la prensa cuando el torneo, que tiene por costumbre celebrar con los jugadores el cumpleaños, me trajo una tarta. Me imagino que ya habéis visto todo en la tele o los periódicos. También me han dicho que iré a hacer una entrevista para TVE aquí en el torneo. Me acuerdo, hablando del cumpleaños aquí, que hace dos años Pau Gasol entró en la sala donde estábamos en plena rueda de prensa con una tarta y un par de botellas de Champagne. La verdad es que sabía que Pau estaba viendo el partido pero no me esperaba que viniera con esa tarta. El año pasado la hicimos pero fue algo más artifical porque estaba preparada. Suerte que esta vez mi tío no me dio con la tarta en la cara como el año pasado. También ver si las velas se pueden apagar... El año pasado fue un show.

Bueno, os dejo, espero que os haya gustado lo que he escrito, aunque no había mucha cosa.

Saludos a todos y hasta mañana.

Pd.: Definitivamente las fotos de las apuestas de la play han sido censuradas así que nada, vamos a tener que decir simplemente que esa noche.

www.rafaelnadal.com