Casillas refrendó la opinión del técnico, Luis Aragonés, que consideró que ante Letonia e Irlanda del Norte, España puede lograr más de media clasificación.

Por eso, comparó la situación de la selección española con la que vive el Real Madrid, que tras un mal comienzo puede conquistar la Liga, si no falla en los dos últimos partidos.

"Es una situación parecida, la que vivimos en el Real Madrid y en la selección. Ahora, podemos corroborar la mejoría ante dos rivales que parecen más débiles y parece que tienen pocas posibilidades de clasificarse, pero que lo pondrán difícil, porque es su última oportunidad", dijo en conferencia de prensa, previa al último entrenamiento de la selección.

Casillas aseguró que el momento más complicado en esta fase de clasificación de la Eurocopa se produjo tras las dos derrotas frente a Irlanda del Norte y Suecia, cuando el equipo de Luis Aragonés estaba obligado a vencer a Dinamarca e Irlanda.

"El punto de inflexión fueron esos dos partidos que jugamos hace mes y medio y, ahora, son rivales más débiles, pero todos los partidos fuera de casa son incómodos, como ya nos pasó con Irlanda del Norte", agregó.

El guardameta madridista considera que una derrota ante Letonia significaría "perder una oportunidad única". "Seis puntos nos colocarían en cabeza, sabiendo que luego hay que recibir a Irlanda y a Suecia", destacó.

Casillas se desmarcó de las declaraciones de su compañero de equipo José María Gutiérrez, que aseguró que "es una vergüenza que Raúl no esté en la selección".

"Guti es un jugador contrastado, uno de los capitanes y referencia del equipo. Él sabrá por qué ha hecho esas declaraciones.

Mi misión, como la de todos los que estamos aquí es sacar esto adelante y yo no entro en si debe estar Raúl o no, porque es una cuestión del seleccionador", declaró.

El guardameta, que con 69 encuentros igualará a Emilio Butragueño en partidos internacionales con la selección española, aseguró que "es gratificante y un orgullo" mantenerse tanto tiempo y más por el gran nivel de portero que hay en España.

"Nadie me ha regalado nada y por eso estoy contento. Me planteo sumar poco a poco las cosas, sin pensar en el numero de partidos. El día que lo deje, quizá sí lo tenga en cuenta", agregó.

Andrés Iniesta, por su parte, destacó que los dos próximos encuentros le ofrecen a España la ocasión de "poner la clasificación en una buena posición, después de un comienzo un poco dudoso".

Iniesta podría jugar ante Letonia como segundo delantero, en el caso de que esté recuperado totalmente David Silva y sea el valencianista el que ocupe la banda izquierda en el centro del campo.

El jugador barcelonista destacó que, esa media punta, no es una posición nueva para él. "No sé si seré el segundo delantero, pero es una posición en la que me han puesto bastante veces. Si estoy aquí es para aportar lo que tengo y también lo puedo hacer ese puesto", indicó.

Iniesta se mostró satisfecho por su racha goleadora, una de las razones que le pueden ofrecer un puesto en el ataque. "En los últimos tres partidos hice dos goles y eso es importante, que los centrocampistas ayudemos al equipo con los tantos de segunda línea", resaltó.