El Instituto Municipal de Deportes (IME) de Palma tendrá en 2006 un presupuesto cercano a los 14.300.000 euros, casi un nueve por ciento más que el año anterior, según anunció ayer Rafel Duran, teniente de alcalde del ayuntamiento palmesano.

Asimismo, el concejal confirmó que la política de precios públicos para el próximo año no prevé ninguna subida con respecto a 2005 en lo que atañe a las tarifas que pagan los abonados y en los cursos que realizan los ciudadanos empadronados en Palma. De hecho, son unos 30.000 los usuarios de todos los servicios que ofrece el IME a sus ciudadanos.

En cambio, para los que no están empadronados, el aumento es de 2´75 por ciento en los abonos mensuales y anuales y de un 2´56 por ciento en los cursillos.

El aumento presupuestario está justificado por las inversiones que el IME realizará en diferentes partidas como reparación de edificios -500.000 euros-, de maquinaria -163.000-, gestión de nuevas instalaciones -74.000-, actividades lúdico-recreativas en las barriadas -90.000-, competiciones propias -525.000- y ayudas a clubes o entidades deportivas para la organización de competiciones y escuelas municipales -322.500-.

El político, que presentó los presupuestos acompañado por el gerente del IME, Mauricio Rovira, informó de que habrá un venticinco por ciento de descuento para los residentes en municipios que tengan convenio con el Ayuntamiento de Palma. De hecho, ya se han iniciado las conversaciones con los consistorios de Llucmajor, Calvià y Marratxí para que sus habitantes se puedan beneficiar de las instalaciones de Ciutat.

Además, el abono será gratuito para los jóvenes palmesanos de 18 años, al tiempo que se crea el ´abono joven´ que prevé descuentos de hasta el 50 por ciento para los empadronados que tengan entre 19 y 25 años. Para los mayores de 65 años la cuota será gratuita para los usuarios.

Aumenta la partida

Duran también apuntó el significativo aumento de un casi 62 por ciento de la partida en las competiciones propias y que se ha cifrado en 525.500 euros.

Esto significa que los acontecimientos se desarrollan con personal del IME y reducen los costes de la organización. Sin ir más lejos, el número de empleados asciende a los cien y no está previsto que se incremente en los próximos años.

Por su parte, las escuelas deportivas municipales que ya se han implantado en Palma en 2005, con venticuatro, se aumentan para 2006 con dos más como mínimo. El karate y el squash son los dos nuevos deportes que se integran en una lista en la que también podría entrar para el próximo curso el pádel y el skate -monopatín-.