El Barcelona finalizó su semana fantástica con una victoria que completa un pleno de tres en ocho días y que saldó esta vez con una ´manita´ (5-0) a la Real Sociedad, que asistió impasible al festival azulgrana.

Sin Kovacevic, el conjunto realista se mostró completamente inoperante en ataque y su falta de ambición le condenó a una goleada.

El equipo de Rijkaard se plantó bien desde el inicio sobre el campo, empezó a tocar el balón y desarboló a un rival que apenas aguantó el pulso dieciocho minutos.

El conjunto donostiarra acababa de acercarse por primera vez con peligro al área de Valdés y parecía que había encontrado el talón de aquiles del Barcelona en la banda de Sylvinho, pero Van Bommel atajó de golpe cualquier aspiración realista de dar la sorpresa.

El conjunto vasco, tras el tanto encajado, aún tuvo arrestos para buscar de nuevo la banda de Sylvinho, pero fue echándose atrás hasta que acabó completamente encerrado en su campo.

El conservadurismo realista alcanzó tales dimensiones que Ronaldinho empezó a combinar para provocar a los jugadores rivales y hacerles entender que eran ellos los que tenían que atacar sin querían aspirar a algo más.

La fórmula no funcionó y el brasileño se sacó entonces de la chistera una solución mucho más elegante en forma de disparo desde la frontal que batió a Riesgo.

Con 2-0, la Real tampoco varió mucho sus planteamientos. A tres minutos del descanso las luces del Camp Nou hicieron un amago de apagarse, aunque todo acabó en bajada de intensidad lumínica.

Con el problema técnico solucionado y tras el paso obligado por los vestuarios, el Barcelona estableció de nuevo su dominio ante un rival que parecía dispuesto a hacerle el juego al equipo de Rijkaard.

Ronaldinho, por su parte, estaba crecido y lo demostró en el minuto sesenta con su segundo tanto, que consiguió en un lanzamiento de falta directo.

Para colmo de males para la Real, Uranga fue expulsado en el minuto 68 al ver su segunda amarilla tras una dura entrada sobre Iniesta.

A un cuarto de hora para el final hasta el capitán Puyol se sumó a la fiesta goleadora y marcó el cuarto de su equipo con un remate de cabeza tras saque de esquina de Sylvinho.

Con el partido decidido, Frank Rijkaard completó sus cambios y dio descanso a jugadores básicos para el partido de Liga de Campeones del miércoles, al tiempo que brindó la ovación a Ronaldinho y Eto´o. Larsson, sustituto del camerunés, completó la fiesta con el tanto que redondeaba el 5-0.

Barcelona 5: Valdés, Oleguer, Puyol, Edmílson, Sylvinho, Van Bommel, Xavi (Motta, min.63), Iniesta, Giuly, Ronaldinho (Ezquerro, min.72) y Eto´o (Larsson, min.79).

Real Sociedad 0: Riesgo, Rekarte, Jauregi, Labaka, Garrido, Prieto (Gabilondo, min.27), Novo (Larrera, min.66), Alonso (Barkero, min.18), Aranburu, Uranga y Nihat.

Goles: 1-0, min.18: Van Bommel. 2-0, min.36: Ronaldinho. 3-0, min.60: Ronaldinho. 4-0, min.75: Puyol. 5-0, min.86: Larsson.

Arbitro: Manuel A.Pérez Lima (Comité Tinerfeño). Mostró la cartulina amarilla a Iniesta (m.32) y Aranburu (m.61). Expulsó a Uranga por doble amonestación (m.54 y m.68).