La denominación del equipo ciclista en el próximo Tour es el único punto de conflicto entre los patrocinadores. De momento, cuando la formación corra en España se denominará Caisse d´Espargne y cuando lo haga fuera será al revés.