El entrenador argentino también tuvo tiempo, ayer en la sala de prensa de Son Moix, para hablar del partido de hoy. "El Celta está en gran forma. Creo que tienen dos pivotes que juegan muy bien y son un grupo muy ordenado", aseguró sobre el rival.

Cúper espera que la afición siga con su apoyo al equipo aunque entiende "que no es fácil hacerle sugerencias" vista la clasificación en la Liga y tras la eliminación de la Copa del Rey, pero añadió que respetará cualquier reacción. "Lo que está claro es que si yo quiero que el Mallorca gane no puedo recibir mal al equipo, pero lo entiendo", aseguró. Lo que sí dijo al público que acudirá al estadio y a todos los simpatizantes de la entidad es que "los futbolistas creen en lo que están haciendo y en un momento u otro tiene que salir".

Sobre los errores que no han hecho más que llevar al equipo a la derrota partido tras partido, el técnico dijo que "han fallado cosas más allá de que puedan entrenarse. Hay errores puntuales, pero eso se corrige en base a unas cosas, insistir en otras y, sino, se cambia al jugador". Cúper ya ha variado sin cesar sus alineaciones esta temporada. Sólo en dos partidos se ha repetido once y gente como Moyà, Farinós, Ballesteros, Peralta o Yordi ya han pagado su rendimiento con la suplencia o sin ir convocados.

"El equipo es el que es. Cuando un jugador no tiene calidad hay que complementarlo con juego de equipo. Eso sí, puedo asegurar que el grupo tiene más calidad de la que indica la clasificación, pero no aquella calidad que algunos dijeron a comienzo de temporada", completó a la par de reiterar que no le gusta oir hablar ni de revulsivo ni de líder del equipo porque "no es suficiente, el revulsivo debe ser todo el equipo para volver a ser un Mallorca compacto".