Matías Rebassa, presidente de las peñas mallorquinistas, destacó el día después de la segunda Diada que se celebró el domingo en Son Moix la buena acogida de la afición, pero no olvidó que la implicación de los jugadores todavía no es la idónea.

"El presidente del club (Vicenç Grande) no es que se sintiese enfadado -un Grande muy molesto aseguró en Son Moix con micrófonos delante que intentará que el año que viene acudan el doble de jugadores-, pero es lógico que quiera que los jugadores se involucren más", afirmó un Rebassa que señaló que "no se puede estar nunca contento porque podrían haber venido más jugadores de la primera plantilla".

El máximo representante de las peñas incidió sin dramatizar en que "era un día para aprovechar y quizá sin el amistoso en Sóller hubiese sido diferente" -el club venció por un gol a tres esa ´pachanga´ del sábado-. Rebassa se lamentó por enterarse una semana antes del partido: "De haberlo sabido con más tiempo se hubiese buscado una salida".

El Madrid, el mejor ejemplo

Entre las ideas que se han valorado desde la jornada del domingo, en una se contaría con el apoyo de Rebassa. "En el fútbol español ya hay muchos futbolistas que tienen contratos de derechos de imagen y quizás en el futuro se tengan que aplicar a los jugadores del Mallorca", aseguró.

Uno de los claros ejemplos es el Real Madrid. El club blanco cuenta con el 50% de los derechos de todos los jugadores que llegaron durante el mandato de Florentino Pérez, incluidas las renovaciones de hombres como Raúl, Guti o Casillas. Esta cláusula dentro del contrato obliga a los futbolistas se llamen Bechkam o Soldado a acudir a aquellos actos que el Madrid los precise. Fue la fórmula que introdujo Pérez a su llegada para justificar los elevados sueldos que cobran sus trabajadores.

Al no figurar ninguna cláusula en el contrato de ningún miembro de la plantilla del Mallorca, Rebassa entiende que "los jugadores tienen derecho a un día de descanso". El presidente aduce que "hubo cuatro jugadores que estaban con su selección nacional (Moyà, Potenza, Arango y Okubo) y otros aprovecharon para viajar a la península. Otros como Prats tenían derecho a descansar y disfrutar de la compañía de su hijo que nació hace menos de un mes".

Marcos Martín De la Fuente, ex futbolista y actual director del fútbol base del club mallorquinista, defendió a los jugadores en la tertulia que ayer realizó la cadena SER en el Hotel Valparaiso: "No se tiene nunca en cuenta, pero ellos van prácticamente cada lunes a las fiestas de las peñas, aniversarios, inauguraciones,...". Uno de los tertulianos esporádicos de la emisora le respondió con rotundidad: "En eso estamos de acuerdo, pero es que el domingo era el gran día, en mayúscula, de las peñas".

La afición ha vuelto a responder a la Diada y ha demostrado su apoyo al equipo que atraviesa un momento delicado como colista.