El tribunal de la sección primera de la Audiencia de Palma ha confirmado, en todos sus extremos, la absolución del futbolista Samuel Etoo, que fue acusado de una falta de imprudencia. El futbolista del F.C. Barcelona se vio implicado en un accidente de tráfico el 10 de octubre del pasado año cuando se dirigía en su vehículo, de la marca Mercedes, hacia el aeropuerto de Palma. Colisionó contra otro turismo. Tras el accidente los dos coches sufrieron graves desperfectos. El conductor del otro coche acusó al futbolista de ser el responsable del accidente. El jugador no se presentó al juicio de faltas, al que sí asistió su representante. La jueza dictó una sentencia absolutoria por falta de pruebas. El letrado Mateo Cañellas recurrió la sentencia y, entre otros motivos, señaló que Etoo no había justificado su ausencia al juicio. La Audiencia no contesta a los distintos motivos planteados por el abogado.