Fernando Navarro salió ayer en defensa de su compañero Sergio Ballesteros y culpó al inglés Beckham de la expulsión del central rojillo en el partido que el pasado domingo enfrentó al Real Madrid y al Mallorca en el Santiago Bernabéu. El defensa mallorquinista, cedido por el Barcelona, aseguró en la Ser que "Beckham provocó a Ballesteros, le pisó sin venir a cuento, y se ha visto claro por televisión". Navarro considera humana la reacción de su compañero, de golpear al inglés, pese a que el árbitro ya le había mostrado una tarjeta amarilla.

La expulsión de Ballesteros nació, precisamente, de un rifi-rafe entre Navarro y Robinho, que acabó con la amarilla para el mallorquinista. Fue en ese momento cuando Ballesteros y Beckham se cruzaron, acabando el lance con el rojillo expulsado.