Las peñas del Real Mallorca ven con buenos ojos la iniciativa del consejo de administración para que los aficionados puedan adquirir títulos de acciones, y esperan que se pueda cubrir la cantidad establecida, dos millones de euros, con una adquisición mínima de 10 euros por titular al precio de 60'9 euros por cada uno de los títulos.

El presidente de la Federació de Penyes y, a su vez, de la Peña Graderío, Miguel Garro, ha captado buenas vibraciones desde la peña que él preside: "Por lo que he visto hasta ahora, noto a la gente ilusionada por formar parte de la sociedad deportiva, aunque también es cierto que no todo el mundo puede llegar a la cantidad estipulada".

En la Peña Barralet también tienen claro que se trata de una buena iniciativa, como asegura su presidente, Miquel Mesquida: "Yo compraré diez títulos y sé que habrá más como yo. Además, creo que con el dinero de la Peña también se podrá comprar algún título".

Aunque la iniciativa es vista con buenos ojos por todos ("es una cosa bien hecha", asegura Tomás, de la Penya Manacorins), el hecho de comprar títulos depende de la capacidad económica de cada persona: "Habrá muchos que comprarán, pero no la mayoría porque son 100.000 pesetas y hay gente que quizás no pueda llegar a esa cantidad", dice el presidente de la Penya de Valldemossa, Jaume Capllonch.

Los contactos se sucederán en los próximos días porque, como afirma Jaume, de la Penya Güell, "lo acabamos de conocer y ahora profundizaremos más en la cuestión".