El gobierno griego no tiene la intención de hacer de Atenas "una ciudad limpia", según afirmó el Ministro de Orden Público, Georges Voulgarakis, en relación a las propuestas aparecidas para expulsar a los toxicómanos de Atenas durante los Juegos.

"Ha sido un gran mal entendido", declaró Voulgarakis. "La policía griega no está autorizada para arrestar a los toxicómanos", señaló el ministro. Además, la alcaldesa de Atenas, Dora Bakoyannis, se opuso el pasado jueves a las demandas de los hoteleros de Atenas, que pidieron que los centros para los toxicómanos se desplacen fuera del centro de la ciudad porque el tráfico de droga, según ellos, les hará perder clientes.