España se proclamó ayer campeona del mundo universitario por equipos de triatlón tanto en la categoría masculina, como en la femenina, en una competición que se disputó en la Playa de Palma y que organizó el Institut Municipal d'Esports.

En hombres, el cuarto puesto de Jordi Elias, el sexto de Clemente Alonso y el noveno de Ramón Ejeda fueron suficientes para alzarse con el título, por delante de Suiza y de Alemania.

Por su parte, Zuriñe Rodríguez con un quinto puesto, Marina Damlam con un sexto y Natalia Raña con un décimo, lograron la primera posición general, seguidos por Alemania y la República Checa.

En el capítulo individual, el checo Filip Ospali fue el vencedor con un tiempo de 1:52:34. A seis segundos llegó el estadounidense Seth Wealing, mientras que el suizo Ruedi Wild cedió 26.

El calor reinante durante toda la mañana hizo mella en muchos de los 106 participantes de las dos categorías y, a muchos se le hizo difícil finalizar los 1.500 metros a nado, los 40 kilómetros en bicicleta y los diez corriendo.

En el apartado femenino individual la ganadora fue la británica Helen Lawrence con un tiempo de 2:04:43, que superó a las checas Lenka Radova y Vendula Frintova, y las dejó a más de un minuto de distancia.

Durante toda la jornada de competición fueron muchos los bañistas y los curiosos que se acercaron hasta la primera línea de playa para ver las evoluciones de estos triatletas, que a buen seguro tuvieron la admiración de todos ellos debido al gran esfuerzo físico y mental que requiere este deporte.

El cambio de modalidad, es decir, de la natación a la bicicleta, y de ésta a las zapatillas para correr, fue uno de los momentos más espectaculares. Quizá lo peor fue el gran problema circulatorio que causó el desarrollo de esta competición en la Playa de Palma.