La rusa de17 años Maria Sharapova, la gran sensación del torneo de Wimbledon, amenaza la hegemonía de la estadounidense Serena Williams, defensora del título en Londres, en la lucha por esta corona, tras clasificarse ambas con victorias ante la americana Lindsay Davenport y la francesa Amelie Mauresmo, respectivamente.

Sharapova venció a Davenport por 2-6, 7-6 (5) y 6-1, en una hora y 53 y minutos, mientras que Serena se impuso a Amelie Mauresmo por 6-7 (4), 7-5 y 6-4 en dos horas y 27 minutos.

Será la segunda vez que se enfrentan, recordando que la americana se impuso este año ya en los cuartos de final de Cayo Vizcaíno, por 6-4 y 6-3.

Suceda lo que suceda mañana sábado, el triunfo de Sharapova ayer lleva sangre nueva a una final de Wimbledon.

Sangre fresca, pues con 17 años y dos meses será la segunda finalista más joven de la historia de este torneo, después de la suiza Martina Hingis, que con 16 años y nueve meses ganó el título en la final de 1997 al derrotar a la checa Jana Novotna.