Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El boom de las dos ruedas

La Federación Balear experimenta por tercer año consecutivo un récord de licencias y ya ha alcanzado las 2.660

El ciclismo balear está en uno de sus mejores momentos. Esta modalidad, que esta semana pasada vivió una de sus citas más importantes del año con la disputa de la Challenge Mallorca, prueba que ganó Matteo Moschetti (1996, Trek - Segafredo) y que ha abierto la temporada europea, ha experimentado un sobresaliente aumento de su número de licencias en las islas y disfruta, además, de los buenos resultados de sus ciclistas.

Si la temporada 2018 fue un buen año, el 2019 ha sido "un año histórico". "Tenemos 2.660 licencias, una cifra de récord", señala el presidente de la Federació de Ciclisme de les Illes Balears (FCIB), Fernando Gilet, que añade: "En las tres últimas temporadas hemos ido año tras año aumentado el número de practicantes y se puede decir claramente que vivimos un auténtico boom de la bicicleta".

Para Gilet, que es presidente de la Balear desde agosto de 2017, uno de los motivos que explican este auge es "haber impulsado un calendario amplio".

"Hemos dispuesto para nuestrois ciclistas un programa de más de 160 carreras al año, tanto en ruta como en pista o descenso. Eso implica que cada fin de semana haya una o varias competiciones. También debo decir que tanta oferta en ocasiones provoca que nuestros corredores deban elegir en cuál compiten, lo que a veces significa cierta inquietud", explica el presidente de la Balear.

Además del numeroso abanico de pruebas, Gilet también señala el buen trabajo que están haciendo las distintas escuelas que hay en Mallorca. "Está la de Joan Llaneras, que hace un extraordinario trabajo en el aprendizaje y les introduce en la competición. Sineu y Petra, con Miquel Riera, también hacen una buena labor con los chicos y chicas que empiezan. Lluís Mas, que empezó el año pasado con Miquel Rosselló, trabaja estupendamente. También está la Escola Bimont", recordó el presidente de la FCIB.

Este auge en el número de licencias, especialmente en las categorías de formación, se pudo comprobar este pasado domingo con la sexta edición de la Challenge Ciclista Escolar, que experimentó un récord de participación con 103 ciclistas y que evidenció el gran nivel de las promesas de Balears. Aún así, Fernando Gilet asegura que "todavía resta mucho trabajo por hacer".

Compartir el artículo

stats