Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ornitología

Medio siglo de colorido

El trofeo Ciutat de Palma de ornitología celebra con récord de pájaros y un alto nivel de calidad sus bodas de oro - La competición de este año contó con la presencia de muchos escolares dentro de la promoción de esta disciplina en los colegios

El Ciutat de Palma de ornitología cumple sus bodas de oro. El concurso de referencia del arte de cuidar y mimar a canarios, principalmente, celebró hace dos semanas su 50 edición. Se inició en 1969, cuando un grupo de aficionados ‘locos’ por esta disciplina instauraron el primer torneo de Palma, que año tras año ha tenido continuidad.

“La Sociedad de Palma se constituyó en 1970, pero en 1969 ya se celebró el primer Ciutat de Palma dado que la junta directiva del club lo quiso organizar aunque no estuviera aún legalmente constituido”, señaló Pep Trías, presidente de la Asociación Ornitológica de Palma y una de las personas que más impulsa esta modalidad en esta comunidad.

Tras unos primeros años en los que el club se tuvo que consolidar, con cambios de sede, el Ciutat de Palma fue adquiriendo protagonista año tras año, siendo ahora uno de los destacados en el programa nacional de esta modalidad. “Hemos hecho un pleno de capacidad del local, así de claro. Hemos tenido criadores de Menorca y jueces peninsulares. Ha sido mucho trabajo, pero toda la junta directiva podemos catalogar de un gran éxito”, comentó Trías.

Muchas han sido las anécdotas que han sucedido en cincuenta años, aunque una de las que más perdura es el permiso que debía de dar el Gobierno Civil, ahora Delegación de Gobierno, para que se pudieran celebrar este tipo de competiciones. También ha habido múltiples casos de participantes que han querido engañar con distintas artimañas a los jueces para ocupar los primeros puestos en las distintas categorías.

En la presente edición ha habido hasta 850 animales que han tomado parte en las facetas de postura, color, fauna europea e híbridos. “Los jueces no lo tuvieron nada fácil, ya que el nivel estuvo muy alto”, aseguró.

Un aspecto significativo de estas bodas de oro del Ciutat de Palma es la apertura de este deporte a los más jóvenes. “Hemos invitado a varios colegios a venir a ver a los pájaros y, la verdad, es que los niños se lo han pasado genial y nos han preguntado muchas cosas”, relató Pep Trías.

Desde hace tiempo esta sociedad y muchas de las que componen la geografía balear quieren potenciar la ornitología. “Animo a la gente a que conozca este mundo y a que descubran lo bonito que es la cría de canarios y todo lo que significa eso”, dijo, y añadió: “Este año nos hemos abierto a los colegios porque pensamos en la importancia que tiene esa promoción en los más pequeños. Un ejemplo es que yo cuando era pequeño descubrí la ornitología y me apasionó desde el primer momento. Es por eso que buscamos con ese trabajo de promoción inculcar esta pasión que nosotros tenemos en el mimo y cría de canario entre los más jóvenes, dado que son el futuro”.

Por último, señalar que el buen estado del pájaro es muy importante, ya que para competir y ganar tiene que destacar sobre el resto. Los criadores se pasan muchas horas diarias en el cuidado del canario, desde su alimentación, muy importante, hasta su aseo diario, además de su presentación.

Muestra

Los amantes de la ornitología han tenido este pasado fin de semana en Sóller tres nuevas citas, que se han desarrollado en el Pavelló Municipal Es Puig. Organizado por la Agrupació de Canaricultors de sóller, se desarrolló entre el 29 de octubre y el pasado domingo, 3 de noviembre, la edición número 37 de la Mostra Ornitològica de Sóller, la edición 32 de la Mostra Ornitològica Illes Balears y la cuarta edición del Monogràfic Raça Espanyola. Los jueces examinaron a los pájaros los pasados jueves y viernes, abriéndose el sábado y domingo el recinto para la exposición. La entrega de trofeos de las tres competiciones se realizará el próximo sábado.

Compartir el artículo

stats