Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voleibol

Las mujeres elevan el listón

El voleibol balear está en su mejor momento al alcanzar las 2.500 fichas, destacando el incremento de licencias en categoría femenina - Cuatro equipos de las islas compiten en la máxima división nacional

El voleibol balear está en su mejor momento. Tanto en lo referente al número de practicantes como en la calidad de sus jugadores. La Federació de Voleibol de les Illes Balears (FVIB) ha superado por primera vez la cima de las 2.500 licencias, todo un récord, y con especial eclosión en el apartado femenino, que sigue siendo una de las modalidades preferidas de este género. El buen trabajo que realiza la FVIB, dirigida desde hace años por Dolores Besné, acompañado por el compromiso y la labor de los clubes en la base ha propiciado el importante auge en esta modalidad deportiva.

"Somos la única comunidad que tiene tres equipos en la División de Honor masculina, el Urbia Palma, el Conecta Balear Manacor y el Ushuaïa Ibiza. Un equipo en División de Honor femenina, el Avarca Ciutadella, y otro en Superliga 2, el JS Hotels Cide, que tuvo que renunciar al ascenso por cuestiones económicas. Y no hay que olvidarse del CV Muro, que está en Primera Nacional masculina. Este es el grupo de representantes baleares en la élite", señala con orgullo Dolores Besné.

En lo que respecta a la base, esta directiva destaca que detrás de Cataluña y Madrid, "estamos nosotros". "Nos hemos puesto a la altura de Valencia y Canarias. Esta temporada 58 equipos infantiles y 44 cadetes forman la base de la estructura femenina, que se completa con 28 juveniles y 13 equipos senior en la categoría de Segunda Autonómica", comenta.

En el apartado masculino, la base la componen ocho equipos infantiles y ocho cadetes. "Juveniles y seniors no alcanzan una cifra importante, pero hay que tener en cuenta la gran competencia que fútbol y baloncesto ofrecen, y poco a poco se va consiguiendo sumar", relata Besné.

Más base y árbitros

La categoría alevín ha entrado en juego desde hace tres años, viéndose muy aumentado el número de participantes cada año, muchos de ellos siendo la primera vez que toman parte en este disciplina.

La consecución anual de Campeonatos de España en las categorías de base es "reflejo de la buena e intensa labor que se está haciendo desde los clubes, que son los grandes protagonistas junto con sus jugadores".

Esta mejoría y aumento de licencias también ha repercutido en el estamento arbitral y en el de los entrenadores, ya que el nivel de colegiados y técnicos es "notable" al ir ascendiendo a categorías nacionales. "Podemos presumir de contar con dos árbitros internacionales", dice Besné, que recuerda que no hace muchos años apenas había 500 licencias de jugadores en Balears.

Internacionales Fornés, Ramón y Maria Gomila

El voleibol balear también presume de contar con tres jugadores internacionales, que tienen un gran futuro por delante. El palmesano Miki Fornés, que milita en el Teruel de máxima categoría y ha jugado en Francia; el solleric Jordi Ramón, que está en el Urbia Palma y que es una de las revelaciones; y la manacorina Maria Gomila, que juega en el Avarca de Ciutadella.

Compartir el artículo

stats