CRÍTICA

East Side Story

Concert de Musicals

Mollet den Pereió, Portocolom

Corales y Orquesta Lauseta

Director: Xisco Amengual 

Pere Estelrich i Massutí

Pere Estelrich i Massutí

El poder de la música de la noche (The power of the music of the night) canta el protagonista de uno de los musicales más exitosos de la historia, El fantasma de la ópera, escrito (es una posibilidad) en parte en Mallorca, pues el autor de la música, Lloyd-Weber, tuvo casa en Deià durante años.

Pues bien, ese poder que tiene la música de la noche se demostró el pasado jueves durante el concierto que comentaremos y que consiguió reunir a un buen número de espectadores en un lugar curioso y poético, como es el Mollet den Pereió de Portocolom, situado en la parte este del puerto, con la entrada y el faro al fondo y las barcas bordeando el espacio. Sí, fue una noche llena de poesía la que ofrecieron tres corales y una orquesta: la Coral de Felanitx, la de Son Servera, el Orfeó Artanenc y la Orquesta Lauseta, con Xisco Amengual en el pódium. En el programa, fragmentos escogidos y muy bien adaptados por cierto por el propio director, de tres musicales: El fantasma de la ópera, Los Miserables y West Side Story.

Del primero y el tercero, las corales cantaron algunas melodías bien conocidas y del segundo, fue la orquesta sola la encargada de acercarnos las peripecias de Jean Valjean, musicadas por Claude-Michel Schönberg. En ambos casos el resultado fue más que satisfactorio: entonación correcta, equilibrio sonoro de notable y una amplificación técnica bien conseguida. Todo ello preludiado por unas intervenciones a cargo de Jaume Obrador, que supo resumir, con pocas palabras, los argumentos de cada uno de los títulos que formaban el espectáculo.

Los aplausos obligaron a la repetición de uno de los momentos más conseguidos: The power of the music of the night. Y es que la música, en la noche y en un entorno tan emblemático, aumenta sin duda su poder, que no es poco.

Suscríbete para seguir leyendo