Fallece el escritor Miquel Cerdà Grau a los 69 años en Pollença

Autor de las novelas ‘Corsaris sobre el pont de Brooklyn’, ‘La vida considerada’ y ‘Desirée’, también cultivó el ensayo y la poesía, y colaboró con el ‘Punt informatiu’. Su relación con la literatura no fue sencilla

Miquel Cerdà Grau, escritor

Miquel Cerdà Grau, escritor

Pollença llora la muerte del escritor Miquel Cerdà Grau, fallecido a los 69 años. Aficionado a la lectura y la escritura desde joven, colaboró en diversas publicaciones y cultivó la narrativa, el ensayo y la poesía. Una de sus obras más conocidas apareció en 2003, el volumen de relatos Corsaris sobre el pont de Brooklyn, con El Gall Editor.

Miquel Cerdà Grau (Pollença, 1955) no se consideraba escritor aunque nunca dejó de escribir. Al margen de la citada Corsaris sobre el pont de Brooklyn publicó otras dos novelas, La vida considerada y Desirée, y ejerció de colaborador en el Punt informatiu, periódico independiente de información local de Pollença, donde residía actualmente. 

Una relación compleja con la literatura

Su relación con la literatura no fue sencilla. En una entrevista concedida a El Gall, la editorial independiente en lengua catalana, confesó: «Escribí hasta los 40 años, cuando finalmente me entró un poco el seny y dejé de escribir».

«Creo que todo esto de particularidades, singularidades, importancias y otras trascendencias nada tiene que ver con la literatura de hoy en día. A mí me costó entenderlo. No fue hasta los 40 años. Pero como siempre he sido algo retrasado para la mayoría de las cosas de este mundo, encontré normal que no se me encendiera la luz hasta esa edad. Sin embargo, debo decir que tampoco fue tanto el retraso. Conozco a escritores que ya han sobrepasado los 60 y 70 años y todavía están a oscuras. Creen que la literatura es algo de mucha importancia, que sirve para algo y otras tonterías similares», sostenía.

Con La vida considerada, Miquel Cerdà escribió un canto a los tímidos, taciturnos y solitarios, aquellos individuos que siempre se topan con el lado más hostil de la vida. «¿Si hay algo de biográfico en mi obra? Sí, los errores. Me acompañan desde la infancia», confesaba.

La noticia de su muerte ha causado un profundo pesar en las redes sociales, donde sus amistades subrayan la humildad y bonhomía que siempre le acompañaron.

Portada de uno de los libros publicados por Miquel Cerdà Grau

Portada de uno de los libros publicados por Miquel Cerdà Grau / DM