Música

Mallorca Live Festival cumple sus expectativas de 65.000 asistentes

Un enérgico concierto de la banda Arde Bogotá ha cerrado las actuaciones en el escenario principal en la madrugada de este domingo

Arde Bogotá sorprendió con su directo. | ANDRÉS IGLESIAS

Arde Bogotá sorprendió con su directo. | ANDRÉS IGLESIAS

Montse Terrasa

Montse Terrasa

El Mallorca Live Festival ha cumplido sus expectativas de llegar a los 65.000 asistentes en su última edición, en la que la última jornada, la del pasado sábado, fue la segunda de mayor afluencia de público de la historia de este evento de Calvià, con casi 25.000 personas. El grupo Arde Bogotá puso el broche final a las actuaciones en el escenario principal, con un enérgico concierto que comenzó pasadas las 2.30 horas y que fue a más.

Esta edición del MLF se ha celebrado los días 13, 14 y 15 de junio en Calvià y se ha igualado la asistencia del pasado año, también con 65.000 asistentes.

En la madrugada del pasado domingo, la banda murciana Arde Bogotá se propuso hacer bailar a todos los que aguardaban su actuación, que comenzó más de media hora tarde debido al desmontaje del espectáculo de los Pet Shop Boys, que habían actuado antes. El cantante del grupo, Antonio García, se disculpó por el retraso y prometió compensar a los presentes haciéndoles bailar. Y lo cumplió. Él fue el primero que no paró en el escenario con Qué Vida Tan Dura, Cariño, Cowboys de la A3, Los perros y Salvación, entre otras.

Pet Shop Boys y Aitana habían dejado el listón muy alto. Los británicos ofrecieron algo más de una hora de concierto, que cerraron con dos imprescindibles de su discografía: West End Girls y Being Boring.

A continuación, en el escenario más cercano, comenzó a tocar _Juno, el grupo formado por Martí Perarnau y Zahara que experimenta con la música electrónica y sus voces. Bromearon diciendo que no se esperaban a más de «42 personas» y se mostraron felices de ver que una buena parte del público seguía de cerca su actuación.

La DJ canadiense Jayda G fue la última en subir a un escenario del Mallorca Live Festival, que ha cerrado puertas a las seis de la mañana de este domingo.